Dos mujeres, entre los primeros elegidos para buscar la Presidencia de Perú

Lima, 1 dic (EFE).- La socióloga y antropóloga Verónika Mendoza y la excongresista Nidia Vílchez se encuentran entre los primeros candidatos a la Presidencia de Perú que fueron elegidos en los comicios internos que se celebraron este domingo en el país.
Aunque los resultados al 100 % aún deben ser ofrecidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), estos ya han sobrepasado en su mayoría un 90 % de los votos procesados, con la ratificación de Mendoza como candidata única de Juntos por el Perú y de Vílchez como ganadora del Partido Aprista Peruano (PAP).
Las primeras elecciones internas celebradas en el país andino se caracterizaron por una baja participación de militantes, a pesar de lo cual fueron consideradas un éxito de organización por los organismos electorales, que elogiaron la disposición de los partidos para cumplir los requisitos de la ley electoral peruana.
En la primera fecha del proceso participaron ocho partidos que designaron a sus candidatos a la presidencia, al Congreso y al Parlamento Andino con la modalidad de un voto por militante.
Este 6 de diciembre se hará una segunda votación interna con la participación de otros 16 partidos que eligieron el sistema de sufragio por delegados designados.
Mendoza fue ratificada tras presentarse como candidata única de la alianza izquierdista Juntos por el Perú, mientras que Vílchez superó a otras dos listas presentadas para buscar la jefatura del Estado por el PAP.
Esta será la segunda ocasión en que Mendoza, de 39 años, buscará la presidencia de Perú, tras haber quedado tercera en los comicios generales de 2016, que fueron ganados por el economista Pedro Pablo Kuczynski.
Vílchez, por su parte, es una contadora de 56 años que fue congresista en el período 2006-2011, además de ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en 2008 y 2009, respectivamente, durante el segundo Gobierno del fallecido expresidente Alan García.
HUMALA, TAMBIÉN CONFIRMADO
El proceso interno también confirmó que el expresidente Ollanta Humala, quien participó como candidato único del Partido Nacionalista Peruano (PNP), buscará un segundo período de Gobierno tras la gestión que ya ejerció en el período 2011-2016.
Humala se postulará a pesar de que está siendo sometido a una investigación fiscal que lo llevó a cumplir prisión preventiva entre 2017 y 2018 por presuntamente haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.
También se determinaron las candidaturas de los excongresistas Yonhy Lescano, por el partido centrista Acción Popular (AP); Daniel Salaverry, por el centrista Somos Perú, y Alberto Beingolea, por el conservador Partido Popular Cristiano (PPC).
En el Frente Amplio de izquierda se ratificó la candidatura del exsacerdote y excongresista Marco Arana, quien acudió al frente de una lista única, mientras que Julio Guzmán, un economista de 50 años, representará al liberal Partido Morado tras vencer a dos competidores, entre ellos la legisladora Carolina Lizárraga.
BAJA PARTICIPACIÓN
Más allá de la buena organización, estos primeros comicios internos en Perú se caracterizaron por la baja participación de militantes, una situación que analistas vincularon con la fragilidad del sistema partidario del país, mientras que las organizaciones las atribuyeron a las restricciones por la pandemia de la covid-19.
Sin embargo, el politólogo Fernando Tuesta consideró que la pandemia fue una "excusa" de los partidos ante "la realidad" de agrupaciones que tienen "padrones que son básicamente inflados".
El secretario general de la organización civil Transparencia, Iván Lanegra, agregó que este domingo se vio una jornada con mínima competencia y sin mayor incentivo ante la imposibilidad de una verdadera elección.
"Los partidos en competencia efectiva eran pocos. La mayoría ya iba con una lista cerrada con imposibilidad de elección. Encima, ni siquiera iban a votar directamente por sus candidatos, sino por delegados", remarcó al diario El Comercio.
A pesar de esta situación, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, felicitó a los partidos "por el esfuerzo de movilizar a las urnas a sus simpatizantes" y por "elegir a sus mejores cuadros con miras a las elecciones generales del próximo año".
Detalló que en todo el país se logró instalar 2.298 mesas de votación, de un total de 2.802 que se habían planificado, en 377 locales ubicados, en su mayoría, en centros educativos.
A los comicios internos, tanto de este fin de semana como del próximo domingo, se convocó a participar a más de 1,6 millones de militantes de 24 partidos políticos inscritos para las elecciones generales del 11 de abril próximo.
OTROS CANDIDATOS
Este domingo también se deberá confirmar la participación de otros precandidatos muy conocidos, como el exfutbolista George Forsyth y la opositora Keiko Fujimori, cuya candidatura final aún está en duda ante un pedido de suspensión de la Fiscalía.
Forsyth, un exportero del popular equipo Alianza Lima de 38 años, lidera los primeros sondeos de opinión y renunció en octubre pasado a la Alcaldía del distrito limeño de La Victoria para lanzar su candidatura por el partido conservador Restauración Nacional.
Fujimori, por su parte, se presentará como candidata única a las internas de Fuerza Popular, aunque está siendo investigada por la Fiscalía por la presunta recepción de aportes ilícitos para sus campañas electorales de 2011 y 2016, entre ellos de Odebrecht.
Otros personajes que aún deberán confirmar sus candidaturas son el veterano economista Hernando de Soto, quien representará al partido Avanza País, y el empresario César Acuña, precandidato único de Alianza para el Progreso (APP).
También aparece entre los aspirantes el actual legislador Daniel Urresti, un general retirado del Ejercito peruano que representará al partido Podemos Perú y está siendo procesado por la Justicia por la acusación de haber participado, en 1988, en el asesinato del periodista Hugo Bustíos.