Noruega renuncia a coorganizar el Europeo 2020 de balonmano femenino por la pandemia

¿Se celebrará el Europeo femenino de balonmano en 2020? El anuncio este lunes de la renuncia de Noruega para coorganizar junto a Dinamarca el torneo que debe empezar en 15 días, deja en manos danesas la disputa de la competición.

El motivo de la renuncia de Noruega y de la incerteza sobre la disputa del torneo es obvio: las restricciones sanitarias ligadas a la pandemia de covid-19, anunció la Federación Noruega de Balonmano.

"Tras la evolución profunda de las autoridades sanitarias noruegas, así como de las exigencias y deseos de las autoridades políticas, está claro que Noruega no puede ser la organizadora del Europeo 2020 de balonmano femenino", del 3 al 20 de diciembre, afirmó la federación.

La organización estudia ahora la posibilidad de que la competición se celebre únicamente en Dinamarca, que inmediatamente anunció que trabaja en una "solución alternativa".

"Estamos ya estudiando lo que se puede hacer en lo referente ala disputa de todo el Campeonato de Europa en Dinamarca. Por el momento no puedo decir nada más. Es una labor enorme la que nos espera", declaró en un comunicado el presidente de la Federación Danesa de Balonmano Per Bertelsen.

Este organismo espera poder presentar como muy tarde el martes un proyecto de campeonato y precisó a la prensa local que no se hará cargo de la factura provocada por la renuncia de Noruega.

El trabajo para los daneses se presenta muy complicado, no sólo por la cercanía del inicio del torneo, sino porque el noroeste del país está semiconfinado y no se abrirá hasta, como mínimo, el 3 de diciembre, fecha en la que está previsto el inicio del torneo.

Estas restricciones ya habían provocado el traslado de algunos partidos de la primera fase a zonas del país que no han impuesto tales restricciones.

- Menos restricciones en Dinamarca -

La Federación Europea de Balonmano (EHF) "lamentó mucho la decisión del gobierno noruego", en referencia al rechazo de las autoridades sanitarias noruegas de aceptar una excepción a las muy estrictas medidas establecidas en el país.

Según el protocolo en vigor, la detección de un positivo de un jugador o miembro del cuerpo técnico supone la puesta en cuarentena de todo el equipo, así como de otros equipos con los que hubiera jugado recientemente.

Las reglas son menos estrictas en Dinamarca.

"Se buscan alternativas con la Federación Danesa de Balonmano e informaciones suplementarias serán entregas el martes como muy tarde", precisó la EHF en su comunicado.

Noruega tenía previsto acoger el 60% de los partidos, entre ellos la final en Trondheim (oeste).

A pesar de no ser de los países más afectados por la pandemia, Noruega ha sufrido recientemente un aumento de los casos, llevando a las autoridades a establecer múltiples restricciones, principalmente en los acontecimientos deportivos y culturales.

phy/hdy/pm/mcd