Francia pide "derechos políticos" para los rohinyás en Birmania

Francia pidió este martes que se garanticen los derechos políticos y económicos de la minoría musulmana de los rohinyás en Birmania, perseguida durante años, tras la celebración de elecciones legislativas en el país.

El partido en el poder, el de la nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, muy criticada en el extranjero por la gestión de la crisis de los rohinyás pero adulada por la mayoría de la población, reivindicó el lunes "una victoria aplastante", aunque se tardará días en conocer los resultados definitivos.

"Es una nueva etapa importante en la construcción democrática de este país", estimó el ministerio de Relaciones Exteriores francés.

"Los esfuerzos realizados para una buena gobernanza y las reformas democráticas deberán continuar para permitir el desarrollo económico y social sostenible del país y garantizar los derechos políticos y económicos de todos, incluidos los rohinyás", recalca.

Cientos de miles de rohinyás se han visto obligados a huir a Bangladés, por lo que el gobierno birmano ha sido acusado de "genocidio" ante la Corte Internacional de Justicia, el máximo órgano judicial de la ONU.

Francia también pide que "se complete el proceso electoral en los distritos en los que no se pudo llevar a cabo la votación y que las minorías étnicas y religiosas puedan participar en él". Y "anima a todas las partes a (...) comprometerse con el gobierno civil que salga de estas elecciones".

Esta reacción llega en un momento complicado en las relaciones entre Francia y el mundo musulmán.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha comprometido a no "renunciar a las caricaturas" después de que un islamista decapitara en octubre al profesor Samuel Paty por haber mostrado caricaturas del profeta Mahoma.

En algunos países con una población predominantemente musulmana, los fieles han reaccionado con ira. Se han quemado retratos de Macron durante manifestaciones y se ha lanzado una campaña para boicotear los productos franceses.

dla/els/erl