Músicos de la Ópera siguieron tocando durante el ataque en Viena

VIENA, 3 nov (Reuters) - Cuatro músicos de la orquesta de la Ópera Estatal de Viena continuaron tocando el lunes por la noche después de que le dijeron a su público que no era seguro irse porque había un hombre armado suelto afuera.

Imágenes de video publicadas en Twitter por un miembro de la audiencia muestran a un cuarteto de cuerdas tocando "Kaiserquartett", del compositor austríaco Joseph Haydn, para quienes permanecieron en el auditorio.

Una portavoz de la Ópera Estatal de Viena dijo que la policía había informado a la gerencia durante el intervalo del lunes de las óperas "Cavalleria Rusticana" y "Pagliacci" que estaban ocurriendo ataques fuera del edificio ubicado en el centro de la ciudad.

El teatro había agotado las entradas para los 1.000 invitados en la última noche antes de que entrara en vigencia la cuarentena por COVID-19.

"Consideramos si debíamos interrumpir la actuación o no. Pero decidimos que eso no tendría sentido. Si a la gente no se le permitía irse de todos modos, ¿por qué deberíamos parar antes?", dijo.

Los intérpretes completaron las óperas y después de dos llamadas a telón, el director de la Ópera Estatal subió al escenario.

"Describió lo que estaba sucediendo, que había ataques terroristas en la ciudad, que estaba prohibido salir y que las puertas estaban cerradas, que la gente debía permanecer adentro, pero que abrirían las áreas de refrigerio y haríamos todo lo posible para que la gente estuviera cómoda", agregó.

La portavoz dijo que estaba impresionada por la respuesta de la audiencia. "No hubo pánico en absoluto. La gente permaneció sentada en silencio o fue a las áreas de refrigerio", contó.

Cerca de las 23:00 hora local, algunos miembros de la orquesta regresaron al foso para dar un concierto espontáneo de Haydn.

"Solo quedaban unas pocas personas en el auditorio, pero claramente lo disfrutaron", concluyó. (Reporte de Sabine Siebold, escrito por Alexandra Hudson, editado en español por Lucila Sigal)

Te Recomendamos