La UE cuestiona divergentes restricciones a viajeros

Las restricciones impuestas a la movilidad personal en la UE, exámenes y cuarentenas, son "extremadamente divergentes" y también ineficaces para frenar la contaminación con covid-19, lamentó el viernes la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides.

"¡Las posiciones son extremadamente divergentes! Se necesita más consistencia y previsibilidad para ganarse la confianza de los ciudadanos", dijo Kyriakides a los ministros de salud europeos, reunidos por videoconferencia.

Aunque los Veintisiete países del bloque acordaron recientemente una clasificación uniforme de áreas de riesgo, las consecuencias difieren. Algunos países, por ejemplo, exigen exámenes con resultado negativo para permitir ingresos, pero no todas las pruebas se aceptan en todas partes.

A menudo, los viajeros de áreas de alto riesgo deben entrar en cuarentena, pero la duración -de entre 7 y 14 días- varía.

Hungría, por ejemplo, rechaza la entrada a la mayoría de los viajeros de otros países de la UE.

Sin embargo, estas restricciones siguen siendo relativamente efectivas, dado que el tráfico transfronterizo solo representa una pequeña proporción de contaminación.

"Los exámenes obligatorios y las cuarentenas para los viajeros contribuyen muy poco a la eficacia de nuestras medidas para frenar la transmisión subterránea del virus", insistió Kyriakides, refiriéndose a las conclusiones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Además, once estados piden a los viajeros que completen formularios electrónicos, todos diferentes, según Kyriakides, que conduce un equipo que trabaja para generalizar hasta fines de 2021 un formulario europeo único y así facilitar los viajes.

La funcionaria también pidió una mayor "solidaridad" de los países miembros en un momento en que "existe un riesgo real de que los sistemas de salud se vean desbordados" por la segunda oleada de covid-19.

La UE ofrece al menos 220 millones de euros para financiar transferencias de pacientes transfronterizos.

"Alemania está bien posicionada en cuanto a sus capacidades en unidades de cuidados intensivos, de forma que ayudaremos a Bélgica, República Checa y todos nuestros vecinos si nos piden nuestro apoyo", dijo el viernes el ministro alemán de Salud, Jens Spahn.

La Comisión Europea presentará el 11 de noviembre "un conjunto integral de iniciativas destinadas a abordar las debilidades estructurales" para fortalecer la "capacidad de respuesta" a las "emergencias sanitarias transfronterizas", adelantó Kyriakides.

jug-ahg