UE y Canadá defienden la libertad de expresión ante ataque en Niza

Los líderes de la Unión Europea y Canadá, reunidos en una cumbre por videoconferencia, sostuvieron este jueves su voluntad de defender la libertad de expresión como valor fundamental, y de enfrentar a quienes quieren ponerla en peligro.

Al fin de la videoconferencia, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el titular del Consejo Europeo, Charles Michel, condenaron sin atenuantes el sangriento ataque con arma blanca ocurrido en la jornada en Niza, Francia.

"La libertad de pensamiento y la libertad de expresión son fundamentales para nuestras democracias y nuestras libertades, y debemos luchar contra quienes quieren ponerlas en peligro", dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

"Debemos tener el cuidado de fomentar el entendimiento y el respeto mutuos, pero debemos mantener la determinación de defender nuestros valores", agregó.

Este ataque se produjo menos de dos semanas después de la decapitación de un profesor de secundaria en Conflans-Sainte-Honorine, un suburbio al noroeste de París, por haber mostrado en clase caricaturas del profeta Mahoma.

Von der Leyen, en tanto, dijo luego de la videoconferencia que "debemos ser claros: nunca aceptaremos la violencia detrás de la religión, porque la religión es pacífica, la religión une".

Por su parte, Trudeau aseguró que "nada justifica esta violencia".

Para el primer ministro canadiense, "los terroristas, los criminales, no representan al Islam ni a los musulmanes de ninguna manera".

Además del ataque que dejó tres personas muertas en Niza, tabien este jueves un afgano armado con un cuchillo fue arrestado en Lyon, en el centro de Francia, y un guardia en el consulado francés en Jeddah, Arabia Saudita, resultó herido por un saudí armado con un arma blanca.

Estos hechos se registraron en el contexto de una creciente ira en Medio Oriente contra Francia y el presidente Emmanuel Macron, quien defendió el derecho a publicar las controvertidas caricaturas, aparecidas originalmente en la revista satírica Charlie Hebdo.

Macron clasificó el ataque en Niza como un "ataque terrorista islamista".

csg/ahg/mb