¿Cómo evitar el desperdicio de alimentos y reducir emisiones?

(Bloomberg) -- Uno de los mayores operadores de puertos de contenedores está pidiendo a la industria del transporte marítimo que aborde un problema ambiental importante que crece, pero a menudo se pasa por alto: los alimentos que se dañan a causa del transporte de productos agrícolas por todo el mundo.

La industria alimentaria representa casi una cuarta parte de las emisiones globales de carbono. Sin embargo, el 30% de la producción se desperdicia porque no llega en forma comestible, a causa de “fallas logísticas” que se pueden abordar con tecnología de la información, asegura Tan Chong Meng, director ejecutivo de PSA International Group en Singapur.

Reducir ese desperdicio a través de la “digitalización” para mover los alimentos de manera más eficiente es “una gran oportunidad” para la industria del transporte, que emite alrededor de 800 millones de toneladas de dióxido de carbono, dijo Tan en la conferencia de la Semana Internacional de la Energía de Singapur.

Compañías navieras que mueven el 90% de los bienes del mundo, incluidos los alimentos, se han comprometido a descarbonizarse en los próximos 30 años, reduciendo las emisiones de combustibles fósiles. Ese compromiso se centra en la contaminación causada por el combustible, pero no incluye las emisiones indirectas del desperdicio de alimentos. Cerca de 1.300 millones de toneladas de la producción mundial de alimentos se pierde antes de llegar a los platos de los consumidores cada año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Las interrupciones del suministro causadas por la pandemia de coronavirus han puesto el foco en la seguridad alimentaria, lo que ha provocado pedidos de reducción del desperdicio para impulsar la autosuficiencia. En agosto, el presidente de China, Xi Jinping, introdujo una “Campaña de platos limpios” para abordar el “impactante y angustiante” problema del desperdicio de alimentos.

En Singapur, que depende de las importaciones para más del 90% de sus alimentos y aumentó el desperdicio en un 20% durante la última década, el presidente Halimah Yacob instó a los ciudadanos a ayudar a superar el problema.

Aproximadamente el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero de los países desarrollados se crean al producir alimentos que nunca se comen, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Cerca de 14% de los alimentos del mundo se pierden después de la cosecha y antes de llegar al nivel minorista, y una buena infraestructura y una logística comercial eficiente son fundamentales para prevenir pérdidas de alimentos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Nota Original:Stop Food Rotting on Ships and You’ll Cut Carbon Pollution Too

©2020 Bloomberg L.P.