Nicaragua felicita al pueblo de Chile por su "protagonismo democrático"

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres./Archivo
El presidente de Nicaragua Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres./Archivo

Managua, 26 oct (EFE).- El Gobierno de Nicaragua que preside el sandinista Daniel Ortega felicitó este lunes al pueblo de Chile "por su vocación de protagonismo democrático" al decidir reemplazar, a través de un plebiscito, su actual Constitución, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet.
"Saludamos la victoria del pueblo chileno que ayer confirmó su vocación de protagonismo democrático, anticipando muchos nuevos triunfos para sus pueblos y para la patria grande", señaló Ortega en una carta pública dirigida "Al pueblo de Chile".
El mandatario nicaragüense destacó que los chilenos tomaron esa histórica decisión en "el 50 aniversario de la gran victoria del presidente de la dignidad, el compañero Salvador Allende".
Ortega, que suscribió la carta junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, dijo que se unen "a las familias chilenas en estos tiempo nuevos de iluminada confianza en el futuro, que juntos, pueblos, familias, mujeres, varones, juventud, estamos creando en Nuestraméricacaribeña, con inmensas fuerzas para la historia y para la vida con derechos".
Asimismo, subrayó la "histórica y fraternal relación entre nuestros pueblos, que sabemos luchar con esperanzas ciertas", que Chile es un país "de intensos ejemplos revolucionarios", y deseó que "la luz llenando de fortalezas el quehacer del admirable pueblo chileno".
Los chilenos decidieron este domingo por una aplastante mayoría del 78,2 % reemplazar su actual Constitución, redactada durante la dictadura de Pinochet (1973-1990).
Los chilenos votaron abrumadoramente a favor del "Apruebo", la opción que abre un proceso constituyente, y eligieron que este sea absolutamente ciudadano, encargando la redacción de la nueva Carta Magna a una convención constitucional que estará compuesta por 155 personas elegidas por votación popular solo para ese fin.
La opción del "Rechazo", que abogaba hacer reformas a partir de nuevas leyes pero no cambiar el marco constitucional que, en su opinión, permitió el crecimiento de Chile en los últimos 30 años, obtuvo casi un 22 % de los votos, mientras que la opción de que la nueva Ley Fundamental sea redactada por una convención mixta integrada a partes iguales por ciudadanos y parlamentarios consiguió cerca del 21 % de las papeletas.
Más de 14,7 millones de chilenos fueron llamados a acudir a las urnas en una votación que se celebró en plena pandemia del nuevo coronavirus y colmada de restricciones sanitarias y protocolos para evitar posibles rebrotes.
El plebiscito fue fruto de un acuerdo político entre el oficialismo y casi todas las fuerzas de oposición para descomprimir la grave ola de protestas desatadas el año pasado contra la desigualdad y en favor de mejores servicios básicos.
Entre masivas manifestaciones pacíficas produjo también episodios de extrema violencia y represión policial, y causó al menos 30 muertos y miles de heridos.

Te Recomendamos