Presidente de Nigeria dice a fuerzas de seguridad que respeten la ley tras disparos en Lagos

Por Felix Onuah y Libby George

ABUYA/LAGOS, 22 oct (Reuters) - El presidente nigeriano Muhammadu Buhari pidió a las fuerzas de seguridad que actúen legalmente, dijo el jueves su asesor de seguridad nacional, mientras las autoridades de Lagos luchaban por hacer cumplir el toque de queda impuesto para contener la ira por la represión de la policía contra los manifestantes.

El jueves se escucharon disparos y había humo de al menos dos incendios en el barrio de Ikoyi, una zona próspera de la capital comercial, según testigos. El gobierno estatal dijo que ocurrió otro incendio en la prisión del distrito. Un video mostró llamas en un centro comercial en otra parte de Lagos.

La violencia en Lagos, la ciudad más grande de África, se ha intensificado desde el miércoles, cuando grupos de jóvenes y policías armados se enfrentaron en algunos barrios después de un tiroteo el martes por la noche en el distrito de Lekki.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional dijo que soldados y la policía mataron al menos a 12 manifestantes en Lekki y Alausa, otro distrito de Lagos. El ejército ha negado que los soldados estuvieran en el lugar del tiroteo, donde la gente se había reunido en desafío al toque de queda.

Buhari se dirigirá al país en una emisión el jueves por la noche.

El asesor de seguridad nacional Babagana Monguno, hablando con periodistas en la capital, Abuya, después de una reunión con Buhari, dijo que el presidente había ordenado a todos los organismos de seguridad que operaran dentro de "los límites de la legalidad" y "que no hicieran nada que pueda agravar la situación".

Los disturbios se han convertido en una crisis política para Buhari, un ex líder militar que llegó al poder en las urnas en 2015 y es comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Algunos manifestantes han dicho que temen un regreso a los oscuros días del gobierno militar.

(Reporte adicional de Alexis Akwagyiram, Nneka Chile y Angela Ukomadu en Lagos y Felix Onuah en Abuja, Editado en español por Javier López de Lérida)