Israel se dispone a levantar algunas medidas de confinamiento

Israel se dispone a levantar a partir del domingo algunas restricciones, entre ellas el confinamiento, decididas hace un mes para contener una tasa de contaminación del nuevo coronavirus que estaba entonces entre las más altas del mundo.

"Salimos (del confinamiento) esta vez con cautela, según el plan que elaboraron los expertos de salud y el Ministerio de Salud", declaró la noche del sábado el primer ministro, Benjamin Netanyahu, durante una conferencia de prensa difundida por los medios locales.

"Si todos siguen las reglas, estoy seguro de que funcionará", agregó, advirtiendo, no obstante, que si la situación se deteriora las restricciones serán restablecidas inmediatamente.

Esta "primera fase" del levantamiento de las restricciones, que debe extenderse durante varios meses hasta febrero de 2021, fue aprobada por el comité ministerial encargado del coronavirus y por el Ministerio de Salud.

Según la primera etapa del desconfinamiento, los israelíes podrán circular desde el domingo fuera de su domicilio más allá de un perímetro de 1 km, ir a casa de otros respetando el límite de menos de 10 personas en el interior y 20 en el exterior o comprar platos para llevar.

Las guarderías y jardines de niños podrán reabrir, así como las playas, los parques nacionales y el muro de las Lamentaciones, lugar de oración más sagrado para los judíos, y la Explanada de las Mezquitas y la Iglesia del Santo Sepulcro.

Sin embargo, el confinamiento quedará en vigor al menos hasta la medianoche del miércoles en algunas ciudades "rojas", principalmente ultraortodoxas, donde los contagios siguen siendo altos. Las guarderías y jardines de niños pueden reabrir en estas ciudades.

Mientras que el número de infecciones diarias se situaba entre 8.000 y 9.000 a fines de septiembre, ha caído por debajo de los 2.000 desde el miércoles, según las cifras del Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud registró oficialmente 301.896 enfermos, de ellos 2.141 decesos desde inicios de la epidemia y 1.695 nuevos casos el viernes.

Israel se ufanó de su gestión de la epidemia durante la primera ola de contagios y rápidamente levantó las restricciones para encarrilar la economía.

Pero el país de nueve millones de habitantes registró una de las tasas más altas de contagio de coronavirus en el mundo en septiembre, según un balance de la AFP, e impuso un confinamiento generalizado el 18 de septiembre, endurecido una semana más tarde.

dms/on/mis/eg/bc

Te Recomendamos