Dos manifestantes tailandeses, acusados de "violencia" contra la reina

Dos activistas tailandeses fueron detenidos el viernes y podrían ser condenados a cadena perpetua por "violencia contra la reina" durante el paso de su convoy en una manifestación prodemocracia, una acusación inédita desde el inicio de la protesta.

Ekachai Hongkangwan y Bunkueanun Paothong formaban parte de un grupo de activistas que se encontraba cerca del coche donde viajaba la reina Suthida el miércoles, durante una gran manifestación en Bangkok. Decenas de militantes levantaron tres dedos de la mano al paso de su vehículo, una señal de resistencia sacada de la película "Los juegos del hambre" y un gesto de desafío a la autoridad real.

Las manifestaciones prodemocracia, que piden la dimisión del primer ministro y una reforma de la monarquía --un tema tabú hasta ahora-- continúan pese a la entrada en vigor de medidas de urgencia para intentar frenar el movimiento.

Más de 10.000 personas se reunieron el jueves en el centro de la capital, pese a la prohibición de cualquier concentración política de más de cuatro personas. El viernes, está prevista otra manifestación.

"Estoy acusado de haber intentado perjudicar a la reina", pero "soy inocente. No era mi intención", declaró Bunkueanun Paothong, acudiendo a la policía tras haber recibido una orden de arresto.

Ekachai Hongkangwan y Bunkueanun Paothong están acusados en base al artículo 110 del código penal tailandés, según el cual cualquier "acto de violencia contra la reina o su libertad" puede condenarse con entre 16 años de cárcel y la cadena perpetua.

Se trata de los cargos más graves pronunciados desde el inicio de la protesta y las sanciones son más severas que las del artículo 112 de lesa majestad, que prevé de tres a 15 años de cárcel por crítica o difamación hacia el rey y su familia.

ask-sde/ia/bc/es

Te Recomendamos