Tras el 5.000, Cheptegei al asalto del récord del mundo del 10.000m

El ugandés Joshua Cheptegei, vigente campeón mundial del 10.000 m, intentará el miércoles en Valencia (España) batir el récord del mundo detentado por el etíope Kenenisa Bekele, que ya perdió su récord del 5.000 m en agosto a manos del propio Cheptegei.

En esta temporada 2020 trastocada por el coronavirus (Juegos aplazados, reanudación tardía en agosto), Joshua Cheptegei ha pospuesto su búsqueda de medallas y aspira a seguir borrando a la leyenda del atletismo Kenenisa Bekele.

"Por culpa del coronavirus este año no he podido ir a por medallas, así que lo mejor es ir a por récords, no hay mejor año para intentar cosas locas", dijo en una rueda de prensa.

Cheptegei, convertido a sus 24 años en un valor seguro del fondo mundial (plata en 2017 y oro en 2019 en 10.000 en los Mundiales, campeón del mundo de cross en 2019), ya sorprendió a los entendidos bajando en casi dos segundos la marca del etíope en 5.000 m el 14 de agosto en Mónaco (12 min 35 seg 36 frente a 12 min 37 seg 35).

En Valencia afronta el mítico récord del 10.000cm (26 min 17 seg 53), establecido en Bruselas el 26 de agosto de 2005 por Bekele. El etíope, de 38 años, fue baja en la maratón de Londres el domingo por una lesión en el gemelo, en la que ganó el etíope Shura Kitata, mientras que la gran estrella de la distancia Eliud Kipchoge sólo pudo ser octavo.

- Nuevo debate sobre las zapatillas -

"Cheptegei no necesita mis consejos", dijo Bekele la pasada semana, añadiendo que "podría darlos a quien no haya batido un récord. Le escribí después del 5.000 m, hay que felicitar a la gente que tiene éxito".

Los dos campeones comparten los mismos mánagers de la agencia holandesa Global Sports Communication, que coorganiza la competición de valencia con un 10.000 m diseñado para Cheptegei a las 19h55 GMT, precedido a las 19h34 GMT por un 5.000 m femenino.

Por ahora, Cheptegei sólo tiene la 18ª mejor marca de la historia en la distancia (26:48.36 en Doha en 2019), muy lejos del récord. Pero su hazaña en el 5.000 m en agosto puede darle esperanzas, sobre todo porque el miércoles podrá contar con liebres de alto nivel (particularmente el keniano Nicholas Kimeli, finalista mundial en los 5.000m) y con un sistema luminoso que le marcará el tiempo a lo largo de la pista.

Sus cronos estratosféricos, como el de muchos atletas desde la temporada pasada, especialmente la holandesa Sifan Hassan (dos títulos mundiales en 1.500m y 10.000m, récord de la hora), ha desplazado el debate sobre las 'zapatillas mágicas' de la ruta a la pista.

La marca Nike ha creado dos nuevos modelos punteros, autorizados por la World Athletics, sospechosos de mejorar mucho el rendimiento, aunque ningún estudio lo ha avalado.

rg/fbr/bde/gr/mcd