Inflación de la eurozona se mantiene en terreno negativo y fue de -0,3% en septiembre

La inflación en la zona del euro se deslizó un poco más en territorio negativo en el mes de septiembre, en medio a una caída generalizada de la demanda, anunció el viernes la oficina europea de estadística (Eurostat).

Eurostat estimó la inflación de septiembre en -0,3%, en una agudización de la tendencia registrada en agosto, cuando se situó en -0,2%, en terreno negativo por primera vez en cuatro años.

Esta caída en la deflación pone presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para reforzar sus medidas de estímulo, que ya ascienden a más de 1,3 billones de euros (1,58 billones de dólares).

El BCE prevé una inflación promedio de 1,3% en 2022, muy por debajo de la meta del 2%.

La directora del BCE, la francesa Christine Lagarde, dijo el miércoles que la eurozona debería adoptar una meta de inflación "que el público pueda entender fácilmente" y que sea calculada en una forma que refleje la vida cotidiana de las personas.

La inflación en los 19 países de la zona del euro ha permanecido baja durante años a pesar de las políticas de estímulo por parte del BCE.

Este escenario de deflación también ejerce presión sobre los gobiernos para que aumenten el gasto público en busca de restaurar la demanda.

Algunas capitales europeas ya han abierto los grifos de dinero a inicios de septiembre, con el gobierno alemán a la cabeza con un programa de estímulo de 130.000 millones de euros (150.000 millones de dólares) para impulsar la recuperación.

bur-ahg/mar

Te Recomendamos