La justicia ordena a Francia restituir obras de Derain a herederos de judío expoliado

El tribunal de Apelaciones de París condenó el miércoles al Estado francés a restituir a los herederos de un coleccionista de arte judío, expoliado durante la Segunda Guerra Mundial, tres cuadros de André Derain, que se exhiben desde hace años en los museos franceses.

Según el fallo, que la AFP pudo consultar, el tribunal anuló un fallo de un tribunal correccional que en agosto 2019 se había pronunciado en contra de la devolución de las tres obras, pintadas entre 1907 y 1910 y conservadas en el Museo de Arte Moderno de Troyes (este) y en el Museo Cantini de Marsella (sudeste).

Hay "indicaciones precisas, serias y concordantes" según las cuales los tres cuadros son efectivamente los que fueron expoliados y por lo tanto su "venta es nula", en aplicación de una orden del 21 de abril de 1945, escribió el tribunal en su decisión.

En primera instancia, el tribunal había dictaminado, por el contrario, que había "incertidumbres persistentes en cuanto a la identificación de las pinturas", que habían viajado, cambiado de nombre y, a veces, habían sido renombradas a lo largo de los años.

"¡Es fantástico!", dijo a la AFP Corinne Hershkovitch, la abogada de los herederos, que en 2013 había iniciado conversaciones con los museos. "El tribunal nos ha dado razón en los puntos que habíamos planteado y estamos muy contentos de ser reconocidos", añadió.

Los descendientes del galerista parisino esperan aún recuperar todas las obras que fueron saqueadas o que desaparecieron en el tumulto de la guerra. Después de años de investigación, habían afirmado haber encontrado los cuadros, adquiridos por su antepasado en la venta de la colección Kahnweiler en 1921 en París.

René Gimpel, uno de los más grandes coleccionistas de arte de principios del siglo XX, combatiente de la Resistencia, había huido de París en octubre de 1940 hacia la Riviera Francesa. Arrestado en 1944 y deportado al campo de Neuengamme, murió en enero de 1945.

alv/meb/me

Te Recomendamos