Diaa Sabia, primer futbolista israelí en jugar en una liga árabe

Diaa Sabia se ha convertido en el primer futbolista israelí en figurar en un campeonato árabe tras firmar el domingo por dos años con el Club Al Nasr de Dubái, en el marco de la normalización de las relaciones entre Emiratos Árabes Unidos e Israel.

"Bienvenido Diaa Sabia a la ciudadela azul", escribió el domingo el club en su perfil de Twitter para anunciar la firma de este centrocampista de 27 años procedente del club chino Guangzhou R&F.

En un comunicado, el Al Nasr confirmó el traspaso con una foto del jugador vestido con una camiseta con el dorsal número 9 y rodeado de miembros del cuerpo técnico del club.

El Al Nasr no precisó el monto del traspaso pero según las informaciones de la prensa estaría en torno a los tres millones de dólares (2,5 millones de euros).

Emiratos Árabes Unidos e Israel firmaron el 15 de septiembre un acuerdo de normalización de sus relaciones, durante una ceremonia en la Casa Blanca que vio firmar a Baréin un acuerdo parecido con el Estado hebreo.

Recientemente medios israelíes informaron que un empresario emiratí, que no fue identificado, mostró su interés en invertir en el club de fútbol israelí Beitar de Jerusalén.

Este club es conocido por sus vínculos con la extrema derecha de su país y nunca ha alineado un jugador árabe. En varias ocasiones ha recibido multas por cánticos racistas de sus aficionados tales como "muerte a los árabes".

De origen palestino, Diaa Sabia nació en la ciudad árabe de Majd al-Krum, en el norte de Israel. Antes de unirse en 2012 al Maccabi Tel Aviv jugó en las categorías inferiores del Beitar Nes Tubruk.

Traspasado al Maccabi Petah Tikva y luego al Maccabi Netanya, el Hapoel Beer Sheva lo fichó en septiembre de 2018 a cambio de 2 millones de euros (2,3 millones de dólares).

Diaa Sabia marcó 50 goles en 111 partidos jugados en diferentes competiciones, incluidos 24 tantos durante la temporada 2018, antes de ser convocado por la selección.

Sufrió una grave lesión en la pierna izquierda pero siguió jugando durante tres meses en el Hapoel Beer-Sheva antes de recibir una propuesta del club chino. Su traspaso al Guangzhou R&F en enero de 2019 alcanzó los 4,4 millones de euros (5,1 millones de dólares).

bur/dm/mh/smr/gh