De medallista olímpico en natación a policía-socorrista, la nueva vida de Jiang Haiqi

Medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de 2012, el nadador chino Jiang Haiqi sirve ahora a su país de una manera bien diferente: es policía y salva a las personas que caen al agua en Shanghái.

Se emociona todavía cuando piensa en la tercera plaza obtenida en la prueba de relevos en Londres al lado de su controvertido compatriota Sun Yang. Pero hace dos años, cambió su traje de baño por un uniforme azul.

De 28 años de edad, el joven se dedica ahora a patrullar en barco por el río Huangpu que atraviesa Shanghái, justo frente a rascacielos futuristas y la célebre avenida histórica del Bund.

Su principal misión: socorrer a las personas que se caen al agua. Debe también combatir toda actividad ilegal, como que no se respeten las reglas de pesca.

Haber participado en los Juegos y haber ganado una medalla ha sido "el mayor honor posible" para un deportista, explica Jiang Haiqi a la AFP.

"Ser policía, es un nuevo desafío. Pero quiero utilizar mis competencias en natación para ayudar a la gente. Cuando era pequeño, quería de verdad tener este trabajo", señala.

"Tras mi retirada (deportiva en 2015), tuve esta oportunidad de unirme a la policía. He realizado mi sueño de niño", explica Jiang Haiqi, cuyo físico impresionante acompaña a su gran sonrisa y su personalidad afable.

- Desfibrilador -

Jiang Haiqi no se acuerda del número de personas a las que ha socorrido. Pero treinta de media caen al agua cada año, en general porque están ebrios o han querido hacer una foto a orillas del río.

El exdeportista y sus colegas salvaron por ejemplo este año a un hombre al que reanimaron con un desfibrilador.

"Lo salvamos cuando estaba casi muriendo. Es un incidente que me ha marcado mucho", explica Jiang Haiqi.

Nacido en Shanghái, tuvo una infancia marcada por estancias en el hospital debido a repetidas bronquitis y neumonías. Y a los cinco años, se le animó a comenzar a practicar la natación, debido a su gran talla.

En 2009, todavía adolescente, fue seleccionado por el prestigioso equipo nacional de China, ganando después una plaza en el relevo 4x200 metros de estilo libre para los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Tercer relevista durante la final, dejó al icono nacional Sun Yang terminar la carrera en tercera posición, detrás de Estados Unidos, liderado por Michael Phelps, y Francia.

- "Una nueva salida" -

El controvertido Sun Yang fue condenado en 2020 a ocho años de suspensión por dopaje por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). Pero aquella estrella venida a menos de la natación china jugó un papel clave en el éxito de 2012, afirma Jiang Haiqi.

Tras su popularidad, el exnadador convertido en policía ha caído en el anonimato desde su retirada deportiva. Las personas a las que salva de morir ahogadas ignoran a menudo que les ha socorrido un medallista olímpico.

Pero a Jiang Haiqi le da igual. "Como deportista, tu gran sueño es participar en unos Juegos Olímpicos. Pero tras tu carrera deportiva, cuando comienzas un nuevo trabajo, es una nueva salida. Estoy orgulloso de haber tenido estas dos vidas", explica.

"Antes, lo más importante era ser el más rápido en la piscina y llegar el primero. Pero ahora, lo más importante es salvar vidas", concluye.

pst/ehl/psr/pm

MAS NOTICIAS