Republicanos se comprometen a una transición electoral ordenada

WASHINGTON, DC - MAY
WASHINGTON, DC - MAY

(Bloomberg) -- Legisladores republicanos prometieron que la transición presidencial después de las elecciones de noviembre ocurrirá sin interrupciones, en una reprimenda a la negativa del presidente, Donald Trump, a comprometerse con una transferencia pacífica del poder.

“El ganador de las elecciones del 3 de noviembre será investido el 20 de enero”, tuiteó el jueves por la mañana el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. “Habrá una transición ordenada tal como la ha habido cada cuatro años desde 1792”.

Trump dijo el miércoles que “tendremos que ver qué pasa”, en respuesta a la pregunta de un periodista en una conferencia de prensa en la Casa Blanca sobre una transferencia pacífica del poder. “Usted sabe que me he quejado mucho de las papeletas y las papeletas son un desastre”.

El presidente ha planteado dudas sobre la seguridad y legitimidad de las papeletas de votación enviadas masivamente por correo, sin ofrecer pruebas.

Además de la oposición, el Senado respaldó por unanimidad el jueves por la tarde una resolución del demócrata Joe Manchin de West Virginia, reafirmando su apoyo a una transición de poder pacífica y ordenada.

“Es una pena que tengamos que venir y reafirmar nuestro compromiso con nuestro país”, dijo Manchin. “Que el líder del mundo libre hable como si fuéramos una autocracia, autoritarismo en contra de la democracia, es algo que me alarmó y alarmó a muchos de mis colegas, de ambos lados”.

La resolución establece que no debería haber perturbaciones por parte del presidente ni de nadie en el poder “para anular la voluntad del pueblo”, dijo Manchin.

Por otra parte, el senador republicano Roy Blunt pronunció comentarios en el pleno del Senado con el objetivo de asegurar a la ciudadanía sobre la integridad del sistema de votación.

“Cada vez que discutimos innecesariamente si este proceso es justo o seguro, creo que es perjudicial”, dijo Blunt. “El sistema va a funcionar”.

La Oficina Federal de Investigaciones, o FBI por sus siglas en inglés, también emitió el jueves una advertencia contra el fraude electoral, incluida la manipulación de las papeletas o la votación múltiple. En un momento, Trump instó a sus seguidores a intentar votar en persona después de emitir su voto por correo para asegurarse de que sus votos fueran contados.

“El FBI está pidiendo a todos los ciudadanos que se mantengan alerta y denuncien de inmediato al FBI sobre cualquier esquema sospechoso dirigido a los votantes”, dijo Christopher Wray, director del FBI, en un comunicado.

Demócratas, incluido la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, expresaron su alarma por los comentarios de Trump, y Schumer llamó al presidente “la amenaza más grave para la democracia estadounidense”.

“Es muy triste que incluso se tenga que hacer esa pregunta”, dijo Pelosi en una conferencia de prensa el jueves sobre si habría una transferencia pacífica del poder. “No sería bueno para nuestro país que el presidente ignorara nuestra elección”.

Schumer acusó a Trump de decir que, si gana, la elección es legítima, y que si pierde, está manipulada, y que simplemente podría quedarse en el cargo y no contar las papeletas.

“Cualquier insinuación de que un presidente no respete esta garantía constitucional es impensable e inaceptable”, dijo el miércoles en una publicación de Twitter el senador Mitt Romney de Utah, quien fue el candidato presidencial del Partido Republicano en 2012.

Nota Original:Republicans Vow Orderly Election Transition in Rebuke to Trump

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS