Paraguay promete esclarecer muerte de dos niñas en operativo militar

La cancillería de Paraguay prometió este lunes esclarecer la muerte de dos menores, que Buenos Aires afirma son argentinas, en un operativo militar la semana pasada contra un grupo guerrillero en el norte del país.

"En el marco de las investigaciones ya iniciadas, la República del Paraguay asume la responsabilidad de agotar todas las instancias legales a fin de esclarecer los hechos", expresó el ministerio de Relaciones Exteriores este lunes en un comunicado.

Según el informe oficial, por el protocolo sanitario por la pandemia de covid-19, los cuerpos de las niñas fueron enterrados el jueves, un día después de su muerte en Ybiya-ú, 500 km al norte de Asunción, en el departamento de Concepción, y sus vestimentas quemadas tras la inspección de un médico forense que estimó sus edades entre 16 y 18 años.

Pero el sábado fueron exhumados y trasladados a la morgue de Asunción donde fueron sometidos a una autopsia oficial que arrojó que sus edades oscilan alrededor de once años, en coincidencia con su documentación argentina.

Las dos menores murieron en un choque, el 2 de septiembre, de las fuerzas armadas paraguayas contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), una guerrilla que opera en el norte del país desde 2008.

Según la cancillería paraguaya, los cabecillas del EPP aprovecharon el enfrentamiento para huir. En el lugar se encontraron armas, computadoras y otros materiales, en lo que el gobierno consideró como el golpe más importante sufrido por esta guerrilla.

Tras lamentar la pérdida de las dos menores, identificadas como hijas de los principales dirigentes de la guerrilla, el gobierno paraguayo condenó "la práctica de reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes en operaciones armadas" del EPP.

El gobierno paraguayo asegura que hay más niños y adolescentes en filas del EPP y pidió ayuda a Argentina para aclarar la presencia de las fallecidas en el campamento insurgente y sobre la autenticidad de los datos contenidos en sus documentos argentinos.

"Existen evidencias de que nacieron en territorio paraguayo, y de madre y padre paraguayos", precisó el comunicado de la cancillería.

Organizaciones políticas y sociales de izquierda así como obispos de la Iglesia Católica, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la ONU también exigieron transparencia en la información sobre las circunstancias del suceso.

El presidente del Senado, Óscar Salomón, convocó para el miércoles a una sesión reservada para escuchar un informe del presidente.

Federico González, ministro asesor de Asuntos Internacionales, dijo que el Estado está dispuesto a entregar los cuerpos a quienes acrediten ser sus parientes.

hro/nn/rsr