Siete civiles mueren en atentado suicida yihadista en el norte de Camerún

Siete civiles murieron en una aldea de personas desplazadas por la violencia en el norte de Camerún, en un atentado suicida atribuido a un yihadista, informaron el jueves las autoridades.

El ataque tuvo lugar el pasado martes, explicó un oficial de seguridad a la AFP bajo anonimato. "Cuando los combatientes de Boko Haram atacaron la aldea los vecinos huyeron pero un joven que portaba explosivos siguió a la gente hizo estallar su carga en la multitud", precisó la fuente.

Las autoridades hablan indistintamente de Boko Haram y de su escisión, el Estado Islámico en África occidental (Iswap) cuando se produce un ataque yihadista.

El Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) condenó por su parte "este ataque que mató a siete civiles e hirió a otros 14 en la aldea de Kouyapé".

Boko Haram y el Iswap multiplican en los últimos meses los ataques contra militares y civiles en el extremo norte de Camerún y en las regiones limítrofes de Nigeria, Chad y Níger, en torno al lago Chad.

El "ataque suicida" se produjo el martes, confirmó el ACNUR, "cerca de la frontera con Nigeria, donde cerca de 18.000 desplazados internos llegaron buscando seguridad en los últimos siete años".

Hace un mes murieron 18 civiles en un ataque de yihadistas contra otro campamento de refugiados internos, en Nguétchéwé, también en el extremo norte de Camerún, el 2 de agosto. Los atacantes también utilizaron kamizakes, dos chicos, según las autoridades.

Desde enero se han producido 87 ataques yihadistas en la zona, "una de las regiones más pobres del mundo", según el ACNUR.

rek-gir/jz/bc