Redadas en Alemania en una operación contra el juego ilegal

BERLÍN (AP) — Cientos de policías registraron el domingo por la mañana bares de pipas de agua, casas de té y salones ilegales de juego en toda Alemania.

Los agentes confiscaron 34.000 euros (unos 40.000 dólares) en efectivo, 19 máquinas de juego y 3 kilos (6,6 libras) de tabaco para pipa de agua, según la agencia alemana de noticias dpa. Once comercios fueron clausurados por incumplir las restricciones contra el coronavirus.

Nadie fue detenido, aunque las redadas también estaban relacionadas con posible lavado de dinero y evasión fiscal.

La operación era una importante demostración de la política de tolerancia cero contra esos delitos, indicó el ministro del Interior del estado occidental de Renania del Norte-Westfalia, donde se produjeron la mayoría de los cateos.

“Se trata de demostrar a aquellos que desestabilizan la vida cotidiana en estas ciudades que se ha acabado”, dijo el ministro Herbert Reul. “Aquí vale la ley de los estados, no la de la familia”.

El estado alega que muchos de los salones de juego ilegales son gestionados por familias inmigrantes.

Los allanamientos se registraron en las ciudades de Essen, Bochum, Herne, Witten, Gelsenkirchen, Dortmund, Wuppertal y el condado de Mettmann, según dpa.