Jefa de Comisión Europea pide "sanciones" por violaciones de derechos en Bielorrusia

La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reclamó este viernes "sanciones adicionales" por violaciones de derechos en Bielorrusia, donde las autoridades reprimieron con violencia las protestas contra la reelección de Alexandre Lukashenko.

"Necesitamos sanciones adicionales contra aquellos que violaron los valores democráticos o abusaron de los derechos humanos en Bielorrusia", tuiteó Von der Leyen, horas antes de una reunión de cancilleres europeos sobre esta crisis.

A partir de las 15H00 (13H00 GMT), los 27 ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) deben abordar la situación en una reunión por videoconferencia, en la que se espera su visto bueno para la preparación de nuevas sanciones.

"Confío en que el debate de hoy (...) demostrará nuestro firme apoyo a los derechos del pueblo de Bielorrusia a las libertades fundamentales y a la democracia", agregó Von der Leyen, que no tiene competencias sobre sanciones.

El canciller lituano, Linas Linkevicius, en cuyo país se refugió la principal opositora a Lukashenko en la elección presidencial, Svetlana Tijanóvskaya, había urgido días atrás a adoptar sanciones para no dejar esos actos sin "consecuencias".

Linkevicius aseguró a la AFP que propondrá a los 27 sancionar "a los funcionarios y políticos directamente responsables del uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos y también de la falsificación de las elecciones".

Sobre Bielorrusia pesa actualmente un embargo de la UE a la venta de armas o de material que pudiera utilizarse para la represión. Además, cuatro personas tienen congelados sus activos en el bloque, al que tampoco pueden viajar.

Desde el domingo por la noche, Bielorrusia ha sido escenario de protestas contra la cuestionada reelección de Lukashenko, en el poder desde hace 26 años en esta ex república soviética, con el 80% de los votos, según las autoridades.

Las protestas contra esa victoria, juzgada fraudulenta por los manifestantes, fueron reprimidas violentamente por las fuerzas del orden, con un saldo de dos muertos, decenas de heridos y al menos 6.700 detenidos.

tjc/mis

MAS NOTICIAS