China amenaza con represalias por la visita de un representante de EEUU a Taiwán

FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Salud y Servicios Humanos estadounidense, Alex Azar, con el rostro cubierto por una mascarilla en la Casa Blanca, Washington D.C., Estados Unidos, el 11 de mayo de 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Salud y Servicios Humanos estadounidense, Alex Azar, con el rostro cubierto por una mascarilla en la Casa Blanca, Washington D.C., Estados Unidos, el 11 de mayo de 2020. REUTERS/Kevin Lamarque

Por Cate Cadell y Ben Blanchard

PEKÍN/TAIPÉI, 6 ago (Reuters) - China amenazó el jueves con tomar represalias por el viaje a Taiwán del secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, que supone la visita oficial del representante estadounidense de más alto rango en las últimas cuatro décadas.

La visita, que comienza el domingo, se suma a las tensiones entre Pekín y Washington en torno a un amplio abanico de cuestiones, desde el comercio y los derechos humanos hasta la nueva pandemia de coronavirus. China afirma que Taiwán es el tema más sensible e importante en sus relaciones bilaterales con Estados Unidos.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, dijo en una reunión informativa diaria celebrada en Pekín que cualquier intento por negar o desafiar el principio de "una sola China", que establece que Taiwán es parte del país, terminaría en fracaso.

"China tomará represalias contundentes en respuesta al comportamiento de Estados Unidos", dijo Wang, en referencia a la visita de Azar.

Aunque Wang no dio detalles, China dijo el mes pasado que impondría sanciones a Lockheed Martin por su participación en la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán.

Taiwán ha rechazado las críticas de China, afirmando que Pekín no tiene derecho a hacer comentarios.

Washington rompió los lazos oficiales con Taipéi en 1979 a favor de Pekín. El Gobierno de Trump ha hecho del fortalecimiento de su apoyo a la isla democrática una prioridad, y ha impulsado la venta de armas.

El objetivo oficial del viaje de Azar, que tiene previsto reunirse con el presidente Tsai Ing-wen, es reforzar la cooperación económica y de salud pública con Taiwán, y apoyar el papel internacional de la isla en la lucha contra la pandemia.

Taiwán está excluida de la mayoría de los organismos mundiales, como la Organización Mundial de la Salud, debido a la oposición de China, que considera a la isla como una provincia china que no tiene derecho a ninguno de los derechos que confiere la condición de Estado.

El subdirector general de los Centros de Control de Enfermedades de Taiwán, Chuang Jen-hsiang, dijo que Azar y los miembros de la delegación de Estados Unidos serían sometidos a pruebas de detección del coronavirus antes de salir rumbo a Taiwán, y nuevamente al entrar en el aeropuerto.

Sólo si las pruebas resultan negativas se les permitirá entrar.

"Deben llevar mascarillas en todo momento", dijo Chuang.

"Hay reglas sobre a dónde pueden ir", añadió, diciendo que los mercados nocturnos de Taiwán, a menudo abarrotados, no estarían en la lista de visitas privadas.

Los miembros de la delegación estadounidense también tendrán que mantener un distanciamiento social cuando se reúnan con las autoridades del Gobierno, según Chuang, que añadió que utilizarían ascensores especiales "para evitar cualquier riesgo".

Taiwán ha recibido elogios por sus medidas para controlar el coronavirus, incluyendo estrictos controles de cuarentena en la frontera y el uso generalizado de mascarillas, que han tenido un amplio apoyo entre la población.

Taiwán ha notificado 477 casos de coronavirus y siete muertes. La mayoría de los casos han sido importados y sólo un pequeño número de personas permanece hospitalizada o en aislamiento.

(Información de Cate Cadell y Ben Blanchard; editado por Robert Birsel; traducido por Tomás Cobos)

MAS NOTICIAS