Tras saltarse partido de Mets, beisbolista cubano Céspedes renuncia a temporada

El jardinero cubano Yoenis Céspedes, quien se ausentó sin excusa del partido del domingo entre los Mets de Nueva York y los Bravos en Atlanta, comunicó posteriormente que se suma a los peloteros que han renunciado a jugar esta temporada por el coronavirus.

Al inicio del partido en Atlanta, los Mets habían reportado que Céspedes, dos veces All-Star, no había aparecido en el Truist Park y no conseguían ponerse en contacto con él.

Tras el juego, en el que los Mets cayeron 4x0 ante los Bravos, el manager del equipo neoyorquino dijo que Céspedes dejó la habitación de su hotel en Atlanta sin avisarles y posteriormente su agente les notificó que no jugará ningún otro partido en lo que resta de temporada.

"Cuando llegamos al estadio esta mañana, él no estaba aquí, no sabíamos por qué", dijo el manager Brodie Van Wagenen. "Mandamos al equipo de seguridad al hotel y más tarde supimos que estaba sano, que no estaba en peligro y que finalmente había tomado la decisión de renunciar a la temporada".

"Apoyamos el derecho de todos y cada uno de los jugadores a tomar este tipo de decisiones", afirmó. "Fue sorprendente, sin duda alguna. Al mismo tiempo, tenemos que seguir adelante y no permitir que nada nos impida seguir adelante e intentar ganar todos los partidos.

Céspedes, ex jugador de los Medias Rojas de Boston y de los Tigres de Detroit, había disputado el partido del sábado entre los Mets y los Bravos, del que se fue en blanco en cuatro turnos en la derrota de su equipo por 7x1.

El cubano, de 34 años, regresó esta temporada a la competición después de las lesiones en los talones y tobillo que le tuvieron de baja desde 2018. El pelotero había disputado ocho de los nueve partidos de la campaña con un promedio total de .161 con dos jonrones.

Céspedes, que renunció así a unos cuatro millones de dólares en salario para esta temporada, ha sido elegido en dos ocasiones para el Juego de las Estrellas (2014 y 2016) y fue ganador de un Guante de Oro en 2015.

- Más contagios en Cardenales -

Numerosos peloteros han renunciado a competir en la actual temporada de Grandes Ligas.

El sábado, el jardinero central de los Cerveceros de Milwaukee Lorenzo Cain, declinó seguir jugando en la campaña, en la que se han registrado casos de coronavirus en tres equipos: los Cardenales de San Luis, los Filis de Filadelfia y los Marlins de Miami.

Estos brotes provocaron que la MLB suspendiera más de una quincena de partidos durante esta semana en los que iban a participar esos tres equipos.

La mayor preocupación en este momento la generan los Cardenales de San Luis, que el sábado reportaron que tenían tres jugadores y varios empleados contagiados.

En las últimas horas se han seguido haciendo pruebas al resto del equipo, que está en cuarentena en un hotel de Milwaukee donde este fin de semana debía disputar tres juegos contra los Cerveceros, que fueron suspendidos.

Este domingo, la cadena ESPN informó que dentro de esos exámenes se han registrado "nuevos casos positivos".

También el sábado se confirmó que uno de los beisbolistas que ha padecido coronavirus, el lanzador venezolano Eduardo Rodríguez de los Medias Rojas de Boston, será baja el resto de la temporada para recuperarse de una miocarditis, un problema cardíaco que los médicos creen que podría estar vinculado con su contagio de COVID-19.

El comisionado de las Grandes Ligas de béisbol (MLB), Rob Manfred, insistió el sábado en que la temporada seguirá en marcha y pidió un mayor compromiso a los jugadores para protegerse del virus.

La temporada regular de la MLB, que empezó con cuatro meses de retraso por la pandemia, se disputa en los estadios de los equipos a puerta cerrada con un calendario reducido a 60 partidos, que deben concluir el 27 de septiembre para dar paso a los playoffs.

Expertos médicos han puesto en duda que las Grandes Ligas, que declinaron organizar una única sede "burbuja" como la NBA o la MLS, puedan garantizar la seguridad de la competición con los equipos viajando y jugando casi a diario por Estados Unidos, un país donde la pandemia de coronavirus está en expansión con más de 4,6 millones de contagios y más de 154.000 muertes.

gbv/gfe

MAS NOTICIAS