Mariano Puerta admite que mintió ante el TAS por dopaje

BUENOS AIRES (AP) —

El retirado tenista argentino Mariano Puerta reconoció que le mintió al Tribunal de Arbitraje Deportivo en su descargo tras confirmarse que había dado positivo en el control de dopaje previo a la final del Abierto de Francia en 2005.

Puerta cayó derrotado 6-7 (8), 6-3, 6-1 y 7-5 ante Rafael Nadal, quien así conquistaría el primero de su cosecha récord de 12 títulos en Roland Garros. Cuatro meses después del duelo en París, se oficializó que el argentino había dado positivo por etilefrina.

Como Puerta era reincidente — en 2003 había dado positivo por otra sustancia prohibida tipificada como anabólico — recibió una pena de ocho años, que luego se le redujo a dos años gracias a una estrategia de defensa que 15 años después el extenista reconoce se basó en una “mentira”.

“La explicación que usamos como estrategia fue mentira. Pero no saqué ventaja deportiva. No quiero que me vean más como un tramposo”, admitió Puerta en una entrevista publicada el lunes por el diario argentino La Nación.

La versión de Puerta en aquel entonces fue que tomó agua en el mismo vaso en el que su esposa de entonces Sol Estevanez había ingerido unas gotas de Effortil, una medicación que utilizaba para los dolores menstruales y que contenía etilefrina, considerado un estimulante cardiorrespiratorio.

Puerta dijo en la entrevista que esa explicación falsa había sido ideada por su defensa liderada por el abogado Eduardo Moliné O’Connor, ya fallecido, quien integró la Corte Suprema de Justicia en la década de 1990 y de aceitados contactos con el tenis como dirigente de la Asociación Argentina de Tenis. O’Connor. También integró el Tribunal de Arbitraje Deportivo entre 1998 y 2006.

El extenista explicó que cualquier otra versión no hubiera sido creíble, según sus asesores legales, debido a los antecedentes de dopaje.

Consultado sobre los hechos, Puerta reveló 15 años después que el origen de la etilefrina no fue la medicación de su mujer sino una pastillas de ginseng y cafeína que le había preparado “un amigo” de Darío Lecman, su preparador físico de ese entonces.

“Yo, al que hizo las pastillas, nunca lo conocí, nunca supe su nombre, ninguno de la familia quiso saberlo”, afirmó Puerta.

Lecman, ex levantador de pesas olímpico, negó la versión de Puerta en diálogo con La Nación.

La carrera de Puerta, que llegó a estar entre los diez mejores del ranking ATP, se truncó tras el caso de dopaje.

“A los tenistas de hoy les diría que no hagan nada que los pongan en una situación como la mía. ¿Cómo podés estar seguro? Siendo extremadamente responsable, no delegar y no confiar en nadie, porque el precio que podés pagar por equivocarte es muy alto. No tiene sentido. Fui irresponsable”, concluyó el extenista.

MAS NOTICIAS