El largo camino de la natación australiana hasta los Juegos de Tokio

Los nadadores australianos deberían estar ahora en julio en el punto más alto de su forma física para rendir al máximo a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero el aplazamiento del evento a 2021 les hace tener que vivir una temporada extraña, marcada por una larga espera.

La pandemia del nuevo coronavirus cambió los planes de todos. El aplazamiento fue "devastador", admiten los responsables del equipo australiano de natación, que subrayan los enormes contratiempos para la preparación de los deportistas y el golpe anímico recibido.

¿Se disputarán finalmente los Juegos de Tokio en 2021? Con la pandemia todavía sin control, altos responsables del movimiento olímpico no descartan una cancelación definitiva, lo que añade todavía más angustia.

El entrenador Jacco Verhaeren abandonó además el pasado mes su trabajo con los nadadores australianos para volver a su Holanda natal en estos tiempos de pandemia.

Verhaeren había tomado las riendas en 2013, después de los pobres resultados de Australia en la piscina de los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

Su aportación ha sido muy importante para enderezar el rumbo y que Australia vuelva a ser considerada una gran potencia en ese deporte, con una selección de altos vuelos, que fue segunda en número de títulos mundiales en carreras en piscina en 2015 y 2019, únicamente superada por Estados Unidos.

La natación australiana depende ahora de Rohan Taylor, que fue entrenador para los estados de Victoria y Tasmania. Ha heredado un grupo con altas ambiciones, que incluye a Mack Horton y Ariarne Titmus, junto a las experimentadas hermanas Cate y Bronte Campbell.

Taylor dijo a la AFP en una entrevista que su enfoque inmediato es combatir la angustia generada por el aplazamiento olímpico y gestionar la incertidumbre que planea sobre el calendario de competiciones.

"Cualquier deportista que sea altamente competitivo en cualquier deporte se motiva diariamente. Lo que les hace moverse es tener esa zanahoria al final del palo. Cuando se la quitan, es bastante devastador para ellos", explicó sobre las sensaciones provocadas por la noticia de no tener Juegos Olímpicos en este 2020.

"Tienen que hacer lo que pueden, mantener el control y reconocer que hay todavía un largo camino por recorrer" hasta la cita olímpica, se resigna.

- Tierra de nadie -

La leyenda australiana de la natación Grant Hackett, que tuvo que hacer frente a sus propios demonios mentales, estimó que ser un deportista olímpico justo en este momento es "extremadamente difícil".

"La gente pone toda su vida en suspenso por los Juegos Olímpicos. Dejas de estudiar, dejas de hacer otras cosas, dejas de ser una persona bien equilibrada", declaró al Sydney Morning Herald.

"Lo peor como deportista en este momento es estar en esa tierra de nadie. Tienes que entrenar para ello, creer que va a disputarse y comprometerte como si va a ocurrir. Y si no es así, acéptalo", apuntó.

Después de estar seis semanas sin poder ir a las piscinas por las restricciones del gobierno ante la pandemia del nuevo coronavirus, la mayoría de nadadores de élite de Australia pueden ahora volver a entrenar en el agua.

Continúan, eso sí, las restricciones de viajes. El Mundial de natación de 2021 se ha desplazado a mayo 2022 para dejar espacio el próximo año a la reprogramación de los Juegos Olímpicos. Australia tiene previsto hacer sus campeonatos nacionales de natación en abril de 2021.

- Liderazgo -

Taylor es conocido sobre todo por entrenar a la reina australiana de la braza, Leisel Jones, que ganó siete oros mundiales y nueve medallas olímpicas.

"Todos los deportistas del equipo, para mí, tienen liderazgo. Cómo te preparas, cómo te comportas, tiene influencia en los demás", opina.

Para los Juegos de Tokio, Taylor tendrá presión.

"Siempre quiero hacerlo mejor de lo que se hizo antes, ese es siempre el objetivo", asegura.

No lo tendrá fácil. Australia tiene un récord de 20 medallas olímpicas en natación en Pekín-2008, aunque bajó a 10 en Rio-2016.

"Tenemos mucho tiempo (para prepararnos para Tokio), simplemente tenemos que hacer las cosas bien", asegura el preparador de los nadadores 'aussies'.

mp/dm/th/dr/psr

MAS NOTICIAS