Complicadas negociaciones tras ajustada victoria de los socialdemócratas en Macedonia del Norte

Los socialdemócratas de Macedonia del Norte se preparaban el jueves a arduas negociaciones para formar una coalición después de su ajustada victoria sobre la derecha nacionalista, prolongando la incertidumbre política en un país que deberá entablar conversaciones para adherirse a la Unión Europea.

"Nuestro camino hacia el progreso se confirmó", lanzó Zoran Zaev en un discurso. "Los ciudadanos votaron por un futuro claro".

Según los resultados publicados por la Comisión Electoral del Estado (SEC), los socialdemócratas (SDSM) obtuvieron, 46 de los 120 escaños en el parlamento, dos más que la derecha de VRMO-DPMNE.

Se trataba de las primeras legislativas desde que este país de los Balcanes cambió de nombre el año pasado poniendo fin a un largo conflicto con Grecia.

El acuerdo histórico con Grecia para añadir "del Norte" al nombre del país le permitió entrar en la OTAN y obtener el visto bueno de Bruselas para abrir negociaciones de adhesión a la Unión Europea.

- Partidos clave -

Pero algunos nacionalistas siguen furiosos por las concesiones a Grecia, que reivindica la apelación "Macedonia" porque la considera una parte integrante de su identidad nacional.

La votación tuvo lugar en plena segunda ola de la pandemia de coronavirus. Macedonia del Norte, con un sistema sanitario frágil, es, según las cifras oficiales, el país de los Balcanes con más muertes en proporción a la población, con casi 400 decesos por menos de dos millones de habitantes.

Los partidos de la minoría albanesa (un 25% de la población) previsiblemente jugarán un papel determinante en la constitución del próximo gobierno.

Su formación principal, la Unión Democrática para la Integración (DUI), cuenta con 15 escaños, y de la Alianza para los Albaneses 12 escaños.

El DUI reclamó el puesto de primer ministro a cambio de sus votos, exigencia calificada como chantaje tanto por la derecha como por los socialdemócratas.

"Formar un gobierno será muy difícil", consideró el analista Nikola Spasov, mientras que la mayoría de los comentaristas apuntaban hacia la posibilidad de una coalición tripartita. "Vamos a vivir un periodo de difíciles negociaciones de partidos y el gobierno no será tan estable como se esperaba".

El socialdemócrata Zoran Zaev esperaba aprovechar el éxito de haber logrado acercar Macedonia del Norte a Occidente, a pesar de que la derecha le acusa de "traición".

En contrapartida, el líder de la derecha, Hristijian Mickoski, abogó por la "renovación" y afirmó que el país está preparado "para el gran cambio".

Según los analistas, una eventual vuelta al poder de la derecha, que gobernó durante una década hasta 2016, podría complicar el futuro de las negociaciones europeas.

Entretanto, la confianza de muchos habitantes en su clase política, acusada de corrupción, se ha perdido por el camino.

str-ssm-ev/ybl/jvb/mab/mb