El Vaticano recuerda a los marinos afectados por la pandemia

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El Vaticano destacó el domingo la difícil situación de los trabajadores marítimos durante la pandemia, indicando que la prohibición de los permisos en tierra estresan gravemente a los tripulantes confinados en barcos, que en ocasiones pueden llegar al suicidio.

Los trabajadores del mar “de verdad merecen nuestra estima y gratitud” por permitir el movimiento de mercancías necesario para “una economía global sana” mientras buena parte del mundo mantiene las cuarentenas para combatir los contagios de COVID-19, indicó en un mensaje el domingo el cardenal Peter A. Turkson, que dirige la oficina del Vaticano encargada de asuntos de desarrollo.

Decenas de miles de trabajadores embarcados que tenían previsto volver a sus casas para descansar entre largas estancias en la mar no pudieron hacerlo por las normas de cuarentena, señaló.

Igualmente, miles de trabajadores que tenían previsto embarcarse en nuevas salidas se quedaron varados en hoteles y residencias.

Turkson lamentó que los atrapados en embarcaciones “sufren aislamiento, un grave estrés físico y mental que lleva a muchas tripulaciones al borde de la desesperación y, por desgracia”, a los suicidios.

El cardenal instó a los católicos en todo el mundo a rezar durante el mes de agosto por todos los que viven y trabajan en el mar, como marineros, pescadores y sus familias.

MAS NOTICIAS