La COVID-19 pone contra las cuerdas al sistema sanitario de Bolivia

BOL35 TIQUIPAYA (BOLIVIA) 06/07/2020.- Un grupo de vecinos lleva un ataúd vacío ante la Alcaldía, este lunes en Tiquipaya (Bolivia). Estos vecinos reclaman un centro de aislamiento para prevenir contagios por la COVID-19 en la localidad boliviana de Tiquipaya y más fosas en el cementerio para fallecidos por el nuevo coronavirus, para evitar un colapso en el camposanto. EFE/Jorge Ábrego
BOL35 TIQUIPAYA (BOLIVIA) 06/07/2020.- Un grupo de vecinos lleva un ataúd vacío ante la Alcaldía, este lunes en Tiquipaya (Bolivia). Estos vecinos reclaman un centro de aislamiento para prevenir contagios por la COVID-19 en la localidad boliviana de Tiquipaya y más fosas en el cementerio para fallecidos por el nuevo coronavirus, para evitar un colapso en el camposanto. EFE/Jorge Ábrego

La Paz, 6 jul (EFE).- Bolivia atraviesa su peor momento por la COVID-19, con escenas de muertos en la calle y enfermos rechazados en hospitales, lo que le ha convertido en uno de los países más afectados por la pandemia en comparación con su población.
La situación es especialmente crítica en regiones como Santa Cruz, la más poblada del país y que concentra la mayoría de los casos, o Cochabamba, donde en los últimos días se han vuelto cotidianas las escenas de ataúdes en las calles por la saturación del sistema sanitario y los servicios funerarios.
Una peculiar protesta se vio este lunes en la localidad cochabambina de Tiquipaya, donde un grupo de pobladores llevó un ataúd vacío hasta las puertas de la Alcaldía para exigir un centro de aislamiento para enfermos de COVID-19 y fosas comunes en el cementerio, que está al borde del colapso.
EL DRAMA REGIONAL
Al igual que Cochabamba, Santa Cruz ha vivido escenas de familias peregrinando por cementerios hasta encontrar un lugar para sus difuntos, ante la saturación en los camposantos o al ser rechazados debido al temor de contagios.
En esa región, el oficio de sepulturero se ha convertido en una salida laboral para algunas personas, a las que la cuarentena dejó sin trabajo al paralizar la economía y encontraron trabajo excavando fosas sin descanso ante el aumento de víctimas de la enfermedad.
Uno de los hospitales municipales de La Paz habilitados exclusivamente para pacientes con COVID-19 ya llegó al límite de su capacidad y el segundo está a punto de llenarse.
Ante ello, la Alcaldía pidió a las autoridades nacionales y regionales que habiliten otro hospital en la ciudad vecina de El Alto y un espacio en el Complejo Hospitalario de Miraflores, uno de los más importantes de La Paz, para descongestionar los servicios de salud y atender a más pacientes.
Santa Cruz tiene 3,3 millones de habitantes, La Paz tiene 2,7 millones y Cochabamba 1,7 millones.
Santa Cruz registra 573 decesos y 21.752 contagiados; Cochabamba acumula 282 muertes y 4.199 casos confirmados, y La Paz tiene 107 fallecidos y 4.205 positivos.
El global nacional registrado hasta el domingo es de 1.434 muertos y 39.297 casos confirmados, en un país con unos once millones de habitantes.
Estos datos reflejan que es uno de los países del mundo más golpeados de la pandemia en función a su población y con relación al porcentaje de fallecidos respecto a los contagios confirmados.
Bolivia ocupa el noveno puesto en el planeta en cuanto a decesos por cada 100.000 habitantes, con un porcentaje de 12,63 según estudios como el de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, y el undécimo en muertos respecto a los casos positivos, con un porcentaje de 3,6.
NADIE ESTÁ LIBRE DEL CONTAGIO
También se han vuelto frecuentes las noticias de contagios en el ámbito político y en deportes como el fútbol, la más reciente la confirmación del candidato presidencial Chi Hyung Chung de que ha dado positivo a COVID-19.
El también médico y pastor presbiteriano, que postula por el Frente Para la Victoria para las elecciones generales del 6 de septiembre, informó a través de un video en redes sociales de que padece de coronavirus tras atender a pacientes contagiados.
En el gabinete ministerial de la presidenta interina, Jeanine Áñez, ya hay tres contagiados de coronavirus, con un primer caso confirmado del ministro transitorio de la Presidencia, Yerko Núñez, que el fin de semana fue hospitalizado por "complicaciones" de salud.
También se confirmaron los casos del ministro interino de Minería y Metalurgia, Jorge Fernando Oropeza, y de la ministra transitoria de Salud, Eidy Roca, mientras que el de Trabajo, Óscar Mercado, ingresó en aislamiento preventivo pese a dar negativo, debido a que una parte de su grupo de seguridad está contagiado.
El ámbito deportivo también sumó contagiados, los más recientes el exfutbolista mundialista William Ramallo y dos miembros del cuerpo técnico del club Always Ready de El Alto.
La Federación Boliviana de Fútbol difundió en Facebook un mensaje solidario dedicado a Ramallo, el "goleador histórico de la Verde", y el Always Ready hizo lo propio para enviar fuerza a su preparador de arqueros y al asistente técnico del plantel.
El 'millonario' boliviano tiene, además, cuatro futbolistas contagiados, incluido el portero Carlos Lampe, que también defiende la meta de la selección nacional.
Bolivia se encuentra en estado de emergencia sanitaria, con una cuarentena que se ha ido alargando por fases desde que se declaró en marzo al aparecer los primeros casos.
Gina Baldivieso

MAS NOTICIAS