Impiden el ingreso a Nicaragua a más de 800 nacionales, denuncia la oposición

Grupos de nicaragüenses fueron registrados este viernes en albergues improvisados, en la provincia de Chiriquí (Panamá), desde donde esperan regResar a su país, en medio de la pandemia del COVID-19. EFE/Marcelino Rosario
Grupos de nicaragüenses fueron registrados este viernes en albergues improvisados, en la provincia de Chiriquí (Panamá), desde donde esperan regResar a su país, en medio de la pandemia del COVID-19. EFE/Marcelino Rosario

Managua, 4 jul (EFE).- La opositora Coalición Nacional informó este sábado que el Gobierno de Nicaragua impide el ingreso al país de más de 800 nacionales, quienes se encuentran varados en Panamá, a causa de la pandemia de la COVID-19.
Datos de las autoridades panameñas indican que unos 1.180 nicaragüenses llevan días esperando viajar por tierra de regreso a su país, luego de haber perdido los medios de vida que tenían en Panamá, a causa de la pandemia de coronavirus, pero no pueden volver por requisitos migratorios que incluyen a Nicaragua y Costa Rica.
La Coalición Nacional, que aglomera a los principales grupos opositores de Nicaragua, criticó al Gobierno del presidente Daniel Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, por condicionar el retorno de los nicaragüenses.
“Constituye una nueva violación a los derechos constitucionales, y una grave violación a los derechos humanos de los ciudadanos nicaragüenses, colocándolos, no sólo en un limbo migratorio, sino también en especial situación de vulnerabilidad en el contexto de la pandemia, exponiendo peligrosamente a contraer dicha enfermedad a más de 800 personas varadas en Panamá”, señalo la Coalición, en un comunicado.
El pasado 30 de junio Murillo anunció que dejaría ingresar a un grupo de 50 nicaragüenses varados en Panamá, y afirmó que el Gobierno de Managua cuenta con un “modelo ordenado y seguro (…) en estos tiempos de pandemia”.
"NEGLIGENTE E IRRESPONSABLE"
Aunque Nicaragua no ha hecho públicos los nuevos requisitos para que un nicaragüense vuelva a su país, algunos de estos han sido mencionados por las autoridades, incluyendo la prueba de COVID-19 negativo, que el Gobierno no tenga que recurrir en gastos, y que los nacionales hayan guardado cuarentena previamente.
“Una vez más la dictadura Ortega Murillo muestra su actuar negligente e irresponsable con los ciudadanos nicaragüenses, al negar en reiteradas ocasiones el derecho constitucional de sus ciudadanos, a entrar y salir libremente del país, sin más requisitos que los que la ley establece”, criticó la Alianza.
La Coalición Nacional solicitó a la comunidad internacional “documentar y dar seguimiento a este claro incumplimiento de las obligaciones estatales, que puede culminar en una crisis intrarregional”.
Asimismo, recordó que existen grupos de nicaragüenses varados en El Salvador, Honduras, Gran Caimán, y en el mar Caribe, “a quienes se les ha obstaculizado la entrada”.
Datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indican que el Gobierno de Ortega ha negado la entrada a más de 500 nicaragüenses, desde que la pandemia fue decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Según cifras oficiales, la COVID-19 ha contagiado a 2.519 personas y matado a 83 en Nicaragua.
En días recientes el gremio médico de Nicaragua solicitó al Gobierno revelar los “datos reales” de la pandemia en el país.
De acuerdo con el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que registran casos que aparentemente obviados por las autoridades, en Nicaragua al menos 7.402 personas se han infectado, mientras que otras 2.087 han fallecido por neumonía u otros síntomas relacionados con la pandemia.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), la CIDH, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de los Estados Americanos, y la oficina de la Alta Comisionada de Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnud), han expresado su preocupación por cómo Nicaragua maneja la pandemia.

MAS NOTICIAS