Macron cambia de equipo para dar paso a un "nuevo rumbo" político

El presidente francés, Emmanuel Macron, designó este viernes como primer ministro de Francia a Jean Castex, que estuvo encargado del delicado período del desconfinamiento por el coronavirus, en un intento de tomar un "nuevo rumbo" con miras a las presidenciales de 2022.

El nuevo gobierno tendrá que "poner en marcha la nueva fase del quinquenio, un proyecto de reconstrucción social, económica, medioambiental y local", que Macron quiere abrir tras la pandemia de covid-19, indicó el Palacio del Elíseo.

Jean Castex, un conservador moderado de 55 años, poco conocido por los franceses, sucede al también conservador Edouard Philippe, que tras tres años al frente del ejecutivo, presentó el viernes por la mañana la dimisión en bloque del gobierno, incluyendo la suya.

"¡Sea bueno!", le dijo Edouard Philippe el viernes por la tarde a su sucesor, en la residencia oficial del jefe de gobierno, en la ceremonia de posesión.

El nuevo primer ministro afirmó que desea "más que nunca reunir a la nación" frente a la crisis económica y social que "ya está aquí" con el coronavirus. "Las prioridades tendrán que evolucionar" y "los métodos adaptarse", añadió.

Durante una reunión el jueves, "el presidente de la República y el primer ministro se pusieron de acuerdo en la necesidad de formar un nuevo gobierno para encarnar una nueva etapa del quinquenio, un nuevo rumbo", señaló la presidencia francesa.

Este cambio de gobierno era inminente tras del duro revés que sufrió el joven partido gubernamental, La República en Marcha (LREM), en las elecciones municipales del domingo, marcadas por el avance de los ecologistas.

El ejecutivo francés ha atravesado un período complicado, con la inédita movilización de los "chalecos amarillos", la huelga contra la reforma de las jubilaciones y el descontento del personal sanitario.

A esto se suman las consecuencias de la pandemia de covid-19, que además de haber dejado ya cerca de 30.000 muertos en el país tuvo un impacto devastador en la economía francesa.

En ese marco, el fiscal general francés, François Molins, anunció este viernes una investigación judicial sobre la gestión de la crisis del coronavirus contra Edouard Philippe, Olivier Véran y Agnès Buzyn, que formaron parte del gobierno del presidente Macron.

- Crisis económica "muy difícil" por delante -

El Banco de Francia estimó en junio que el desempleo llegará al 10% a finales de 2020, y al 11,5% a mediados del año que viene, un nivel "por encima de precedentes históricos" de recesiones económicas.

En una entrevista con la prensa regional publicada el jueves por la noche, Emmanuel Macron advirtió que Francia debe prepararse para una crisis económica "muy difícil".

Jean Castex, que trabajó junto al expresidente Nicolas Sarkozy (2007-2012), es un alto funcionario que dirige desde 2008 Prades, una pequeña ciudad de 6.000 habitantes al pie de los Pirineos.

En abril, el presidente le encargó trazar la estrategia del desconfinamiento de los 67 millones de franceses, a fin de reactivar la economía sin exponer a la población a un nuevo brote de contagios.

Con Jean Castex, Macron opta por "una forma de continuidad", analiza Bruno Cautrès, investigador electoral del instituto de estudios políticos parisino Sciences Po. "Es un representante local y viene de la derecha moderada, como Edouard Philippe".

"Habrá que esperar la composición completa del nuevo gobierno para comprender el mensaje que Emmanuel Macron quiso transmitir", añadió Cautrès. Esta se dará a conocer antes del miércoles.

Edouard Philippe, con quien Macron dijo el jueves que mantiene una "relación de confianza única", regresará a la ciudad portuaria de Le Havre, su feudo electoral, donde fue elegido alcalde el pasado domingo.

Pero, seguirá en relación estrecha con el jefe del Estado, ya que según fuentes de su círculo cercano aceptó "ayudar al presidente" a "consolidar la mayoría" con miras a las presidenciales de 2022.

Para la izquierda, la designación de Castex demuestra que Macron seguirá llevando a cabo una política de "derecha". Los ecologistas, en cambio, lamentaron la llegada "de un nuevo hombre de derecha al que nunca le hemos escuchado hablar de ecología".

Desde el inicio de la presidencia de Emmanuel Macron, 17 ministros han abandonado el gobierno. La más reciente en dejar el ejecutivo fue Agnès Buzyn, que renunció a la cartera de Salud en un intento fallido de arrebatar la alcaldía de París a la socialista Anne Hidalgo.

meb/eg/pc

MAS NOTICIAS