Merkel pide más determinación al asumir el timón de la UE

La canciller alemana, Angela Merkel, durante una videoconferencia de prensa conjunta con la jefa de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, en Berlín, Julio 2, 2020.   Kay Nietfeld/Pool vía Reuters
La canciller alemana, Angela Merkel, durante una videoconferencia de prensa conjunta con la jefa de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, en Berlín, Julio 2, 2020. Kay Nietfeld/Pool vía Reuters

BERLÍN, 2 jul (Reuters) - La canciller alemana Angela Merkel instó a los líderes de la Unión Europea a llegar a un acuerdo sobre un fondo de recuperación del coronavirus de miles de millones de euros, pidiendo más determinación y diciendo que Europa se enfrenta a la situación más difícil de su historia.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se sumó a los esfuerzos de la canciller a través de un enlace de vídeo para advertir que los próximos seis meses serán cruciales, en vista de la lenta reacción del bloque ante el coronavirus y de la grave crisis económica que ha originado.

"Tenemos claro dónde están las dificultades pero todos sabemos que sería bueno que nos pongamos de acuerdo en julio. Si necesitamos más tiempo sería una variante menos buena", dijo, refiriéndose también a los planes para un presupuesto de siete años de la UE .

"Debe haber un acuerdo en el verano (boreal), no puedo imaginar ninguna otra variante así que trabajaremos muy duro para mostrar una señal de nuestra resolución. Sabemos que Europa se encuentra en la situación más difícil de su historia", agregó.

Los confinamientos en gran parte de la Unión Europea han hecho cerrar negocios, arruinando medios de vida y endeudando a los Estados por los programas para proteger a los trabajadores.

La propuesta de la Comisión de crear un fondo de rescate de 750.000 millones de euros (843.080 millones de dólares) ha sido muy bien recibida por los líderes de la UE, pero aún debe ser consensuada, y un grupo de países del norte de corte conservador en términos fiscales, se resiste a que sus contribuyentes paguen subvenciones no reembolsables a los Estados del sur.

"En estos tiempos, la solidaridad es una prueba", dijo Merkel, en una velada referencia a la frustración de Italia y España. Estos dos países, los más afectados de la UE por el nuevo coronavirus, han cuestionado el valor de pertenecer a la unión en la crisis.

Aunque la presidencia rotatoria de seis meses solo da un poder limitado, como líder más respetada de Europa, Merkel se enfrenta a grandes expectativas, ya que muchos esperan que pueda lograr avances decisivos para que se acuerde el fondo de recuperación y el nuevo presupuesto 2021-2027 en el bloque.

(Reporte de Madeline Chambers y Thomas Escritt, Traducido por Tomás Cobos)

MAS NOTICIAS