Para EEUU, fin de embargo de armas a Irán es una "espada de Damocles" para Medio Oriente

Levantar el embargo de armas a Irán en octubre significaría una "espada de Damocles sobre la estabilidad económica de Medio Oriente", advirtió el martes el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Esto podría "poner en peligro a países como Rusia y China que dependen de precios de energía estables", dijo durante una video conferencia con el Consejo de Seguridad de la ONU.

Estados Unidos presentó recientemente a sus 14 socios del Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que prevé una extensión ilimitada del embargo de armas a Irán que expira el 18 de octubre.

Rusia y China, que están interesados en venderle armas a Irán, ya habían dicho que se iban a oponer a la extensión del embargo y que opondrían su veto si se sometía a votación.

Ambos lo confirmaron este martes al anunciar su rechazo al plan de Estados Unidos, alegando que genera mayores tensiones diplomática y que se aparta de las normas internacionales.

"Habiendo renunciado al JCPOA, Estados Unidos ya no es un participante y no tiene derecho a provocar un retroceso en el Consejo de Seguridad", sostuvo el representante chino, Zhang Jun, en la sesión del Consejo de Seguridad, en alusión al acuerdo nuclear de 2015 firmado entre las grandes potencias y Teherán y del que Washington se retiró en forma unilateral en 2018.

Desde la salida de Estados Unidos del acuerdo, Irán ha dado pequeños pero constantes pasos para alejarse del JCPOA.

De su lado, el embajador de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, advirtió el martes de una "escalada incontrolable" si Estados Unidos presiona al Consejo para extender el embargo de armas contra Irán o imponer nuevas sanciones.

"No podemos aceptar que Estados Unidos intente obtener la bendición del Consejo de Seguridad para su política de máxima presión, para así legitimarla", dijo.

Según el proyecto de resolución estadounidense, obtenido por AFP, cualquier venta de armas a Irán estaría prohibida, así como cualquier exportación de armamento iraní. En tanto, autoriza a los Estados miembros usar la fuerza para hacer cumplir el embargo.

Estados Unidos ya había amenazado en el pasado con un proceso de reimposición de sanciones contra Irán, previstas en el JCPOA, si no se extendía el embargo de armas.

Los aliados europeos de Estados Unidos han expresado apoyo a una extensión del embargo de armas contra Irán, pero se oponen a aplicar nuevas sanciones, al señalar que el tema principal el el programa nuclear iraní.

EEUU acusa a Teherán de querer fabricar armas atómicas y desestabilizar a Medio Oriente, especialmente Yemen, Líbano y Siria.

prh-sct/leo/llu/yow

MAS NOTICIAS