El apoyo a la democracia alcanza un récord del 75 % en Brasil en medio de amenazas

De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, el porcentaje de brasileños que considera que la democracia es mejor que cualquier otra forma de gobierno subió desde el 62 % en diciembre de 2019 hasta el 75 % en junio de 2020. EFE/ Antonio Lacerda/Archivo
De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, el porcentaje de brasileños que considera que la democracia es mejor que cualquier otra forma de gobierno subió desde el 62 % en diciembre de 2019 hasta el 75 % en junio de 2020. EFE/ Antonio Lacerda/Archivo

Río de Janeiro, 28 jun (EFE).- El apoyo de los brasileños a la democracia alcanzó en junio el récord del 75 % en momentos en que se multiplican en el país las manifestaciones de pequeños grupos que defienden actos antidemocráticos como una intervención militar o el cierre del Congreso, según un sondeo divulgado este domingo.
De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, el porcentaje de brasileños que considera que la democracia es mejor que cualquier otra forma de gobierno subió desde el 62 % en diciembre de 2019 hasta el 75 % en junio de 2020.
La dictadura es aceptable en algunas circunstancias para sólo el 10 % de los brasileños -por debajo del 12 % medido en diciembre pasado-, según el sondeo de la prestigiosa firma demoscópica, que entrevistó telefónicamente a 2.016 adultos entre el 23 y el 24 de junio en varias ciudades del país para un estudio que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.
El nivel de apoyo a la democracia alcanzado en junio es el mayor en los últimos 30 años, desde que, en septiembre de 1989, Datafolha comenzó a introducir esta pregunta en sus encuestas. En la época, cuando los brasileños se preparaban para elegir a su primer presidente de forma directa tras dos décadas de dictadura (1964-1985), el apoyo a la democracia tan sólo era del 43 %.
El apoyo a la democracia tuvo su menor nivel en Brasil en febrero de 1992 (42 %), cuando el país sufría una grave crisis económica y política, y el entonces presidente, Fernando Collor, enfrentaba un juicio político en el Congreso por acusaciones de corrupción. La crisis terminó con la renuncia de Collor diez meses después.
El nivel de apoyo a la democracia alcanzado este mes supera el anterior récord, de 69 %, medido en octubre de 2018, cuando los brasileños eligieron al líder ultraderechista Jair Bolsonaro como presidente del país en medio de una gran polarización y de una campaña en la que el candidato era tildado de autoritario.
La elevación del aprecio de los brasileños por la democracia se produce en medio del agravamiento de la crisis política que enfrenta al líder ultraderechista con los poderes Judicial y Legislativo, y de las protestas en que son defendidas propuestas antidemocráticas.
Tales protestas, a algunas de las cuales ha acudido Bolsonaro, defienden el cierre del Congreso y de la Corte Suprema y una intervención militar para que el presidente pueda gobernar sin la amarra de los otros poderes.
En las últimas semanas la Corte Suprema ordenó el arresto de algunos de los participantes en estas manifestaciones, así como registros y el levantamiento del sigilo bancario de líderes políticos y empresario que han financiado las protestas.
Entre los afectados por las medidas judiciales destacan integrantes de los llamados grupos "bolsonaristas", así como allegados y aliados políticos del gobernante.
Según Datafolha, mientras que entre los brasileños que defienden a Bolsonaro el apoyo a la dictadura alcanza el 15 %, entre los que rechazan al jefe del Estado el apoyo a la democracia sube hasta el 85 %.
La encuesta mostró igualmente que Brasil está dividido entre quienes ven el riesgo de que se instales una dictadora en el país (46 %) y los que descartan tal posibilidad (49 %).
Entre los que temen que Brasil sufra una nueva dictadura destacan los jóvenes (55 %) y los que rechazan a Bolsonaro (56 %). Entre los que descartan ese peligro destacan los que tienen más años de estudios (58 %), los que apoyan a Bolsonaro (61 %) y los más ricos (66 %).
El 78 % de los encuestados rechaza el posible cierre del Congreso, un 75 % rechaza el posible cierre de la Corte Suprema y un 80 % se opone a la censura de los medios de comunicación.
Entre las mayores amenazas a la democracia, un 81 % señaló las falsas noticias sobre políticos, un 68 % dijo que las manifestaciones de grupos que piden una intervención militar, y el 66 % se refirió a los mensajes en redes sociales pidiendo el cierre del Congreso.

MAS NOTICIAS