"Josep", una vida de arte y exilio republicano con el sello de Cannes

Fotografías cedidas por la agencia Rendez-vous de la película "Josep". EFE
Fotografías cedidas por la agencia Rendez-vous de la película "Josep". EFE

París, 26 jun (EFE).- Josep Bartolí fue uno de los 500.000 republicanos españoles que cruzaron a Francia en 1939 para huir del franquismo y plasmó su experiencia en los campos de concentración franceses con sus dibujos. Una película, "Josep", recupera ahora esa vida y arte en el exilio de la mano del director francés Aurel.
El filme, de animación, ha recibido el sello de Cannes, con el que el festival de cine apoya a las cintas seleccionadas en esta 73 edición anulada por la pandemia, y negocia esta semana en su mercado digital la búsqueda de distribuidores.
Aurel, ilustrador en prensa y autor de un par de cómics, descubrió su historia gracias a un libro que Georges Bartolí dedicaba a su tío. Su interés por la Guerra Civil española le hizo adentrarse en un proyecto al que han puesto voz Sergi López y Silvia Pérez Cruz, que también firma su banda sonora.
"Aunque sea un personaje catalán y una historia del pueblo español, es una película francesa en la que hablo del dibujo, pero también de cómo Francia dio la bienvenida, si se puede decir así, entre muchas comillas, a un pueblo huyendo de la guerra y de una dictadura", explica el director en entrevista con EFE.
"Josep" no es un biopic propiamente dicho de Bartolí (Barcelona 1910 - Nueva York 1995), pero parte de premisas reales: su llegada a Francia, su encierro en los campos de concentración, su posterior huida y su exilio en México, donde fue amante de Frida Kahlo, y finalmente en Nueva York, donde se codeó con Pollock o Rothko.
Su amistad con un guardia de seguridad francés que le ayuda en esa escapada es la principal licencia de ficción que se permite el realizador, según el cual Bartolí, que trabajó como dibujante de prensa y también fue pintor, utilizó su arte "para luchar, pero de manera no violenta".
"El homenaje más importante que podía hacer al trabajo de Josep y a mi trabajo es darle vida. Veo esta película no tanto como una de dibujos animados, sino como una película dibujada. Es poner dibujos en una pantalla, pero darle vida, voz, música, vibración al trazo", afirma en español.
El filme toma como base los dibujos que Bartolí consiguió llevarse al exilio y Aurel, de 40 años, empezó a trabajar en él hace dos. A su ópera prima, que en Francia se estrenará el 30 de septiembre y en España aún no tiene fecha, se sumó la productora española Imagic TV.
Su presidente, Jordi Oliva, defiende que lo narrado no ha perdido actualidad: "Ves imágenes de familias huyendo de la guerra de Siria a las que colocan en campos de concentración y te preguntas si no hemos avanzado nada".
Aunque Bartolí no fue una figura muy conocida para el gran público, relatar su historia con el estilo propio de Aurel sirve para contar a la vez la de esos 500.000 republicanos que escaparon de España a principios del 39 en busca de refugio en Francia.
La suspensión de la edición de mayo de Cannes ha privado al filme de su presentación con la pompa de la Croisette, pero sus responsables ven ya como una victoria haber sido seleccionados.
"Nos hemos quedado sin la foto de la alfombra roja, pero hemos ganado visibilidad en prensa y posible exposición a nivel mundial", afirma el productor, mientras que el director interpreta ese respaldo como "una validación a un trabajo original".
Marta Garde

MAS NOTICIAS