Flex plasma en su música la incertidumbre del coronavirus con "No sé cuándo"

Fotografía cedida por el artista panameño Flex que lo muestra mientras posa. EFE/Cortesía Flex
Fotografía cedida por el artista panameño Flex que lo muestra mientras posa. EFE/Cortesía Flex

Nueva York, 26 jun (EFE).- Como medio planeta, el panameño Flex ha estado encerrado en su casa en los últimos 4 meses, pero eso no le ha impedido componer la canción "No sé cuándo" para reflejar la incertidumbre y la distancia que ha traído la pandemia del coronavirus en las relaciones con nuestros seres queridos, y que lanza al mercado este viernes.
"Creo que es lo que todos nos preguntamos: no sé cuándo va a acabar esto, no sé cuándo vuelva a verte, no sé cuándo...", explicó el artista en una entrevista con Efe desde el estudio en su residencia de Panamá, donde desde el inicio de la epidemia ha compuesto al menos una decena de canciones.
"Todo comenzó con el sentimiento, el sentir de lo que estábamos viendo en las noticias con la familia, la lejanía que estamos viviendo. (...) Tenía ya días dándole vueltas en mi cabeza a escribir un tema", contó el panameño de 39 años, que a lo largo de su carrera ha publicado seis álbumes de estudio y que ha logrado el éxito en numerosos países de Latinoamérica.
Su objetivo con este nuevo "single" no es solo el de "verse en el espejo", sino también honrar a "la gente que esta allá, frente a frente con el virus, muchos enfermeros, doctores, policías. Toda la gente que está de tú a tú combatiendo el virus, tratando de ayudar de que esto pase".
Pretende, además, crear conciencia entre sus seguidores y que todo el que escuche su canción y vea el videoclip que lo acompaña, en el que el personal médico tiene un papel protagonista, también se sienta "más comprometidos con esto, porque ellos son héroes al final del día".
Pero la canción de Flex, aunque esté escrita en un tono melancólico, quiere lanzar el mensaje de que debemos aprender a valorar la vida, a no tener miedo de lo que pueda pasar en el futuro, y a empezar de cero como sociedad tras la lección que nos ha traído esta pandemia.
"La gente tiene miedo de lo que está pasando, pero no hay que tener miedo, hay que tener mucha valentía y coraje para prepararnos lo que venga, que todos queremos que sea un nuevo mañana y muy pronto", opinó.
"Para el despertar y el amanecer, como quisiera yo llamarle al nuevo comienzo, creo que debemos ser mucho mejores seres humanos en esta vida que nos ha enseñado que no somos monedita de oro y que nosotros como seres humanos en el planeta somos tan débiles como la hoja de un árbol", agrega.
Por eso, "debemos aprender a convivir todos en armonía, no contaminando el planeta".
Flex, conocido inicialmente como "Nigga" en el mercado latinoamericano pero que cambió de nombre en 2008 con su entrada en el mercado en EE.UU., habló también de proyectos futuros, y de su intención de escribir en algún momento una nueva pieza sobre otra de las pandemias que asola el planeta: el racismo.
"No se porqué siguen sucediendo cosas como estas", dice sobre los últimos sucesos racistas que han tenido lugar en EE.UU. y que han desatado una oleada de protestas por todo el país, que se han extendido a varias ciudades de mundo.
"Tiene que ver mucho con el comportamiento del ser humano de no incluir a ciertas razas (...) dentro de un sistema de vida. La fronteras solamente se crearon por el hombre, pero realmente el planeta es todo para todos, para convivir todos", planteó.
"No entiendo por qué siempre se tienen que denigrar ya sean a los chinos, a los latinos, a los negros, a los árabes. (...) En este mundo tenemos una variante muy grande de diversas personas y no podemos meterlos a todos en una bolsa", añadió.
Sin embargo, para el panameño nacido en Chitré, lo importante es que no solo se hable de esto, sino que se impongan acciones concretas para luchar contra el racismo generalizado.
"Se habla mucho de igualdad en las redes sociales, en la comunidad. Pero no es decirlo, sino hacerlo, incluir a las personas, no menospreciar por un color o por una raza, sino tratar de engancharse más, de ser más familiar con las personas", zanjó.
Helen Cook

MAS NOTICIAS