Activistas climáticos perturban reapertura de aeropuerto parisino de Orly

Una veintena de activistas climáticos de Extinction Rebellion invadieron la pista del aeropuerto parisino de Orly, que reanudó este viernes sus vuelos tras casi tres meses de cierre por la pandemia del coronavirus.

Los activistas irrumpieron en la pista saltando una valla, indicó a la AFP una fuente aeroportuaria, lo que provocó una interrupción "breve" de la actividad. Quince activistas fueron detenidos.

Según imágenes publicadas en la cuenta de Twitter del grupo ecologista, que exige una reducción significativa del tráfico aéreo, los activistas desplegaron pancartas frente a un avión en las que se podían leer mensajes como: "salvemos a los seres vivos y no a los aviones".

El aeropuerto Orly, ubicado en el sur de la capital francesa, reanudó este viernes su actividad con el despegue de un primer vuelo con destino a la ciudad portuguesa de Oporto (Portugal) de la compañía de bajo costo Transavia.

Antes de enfilarse a la pista de despegue, el aparato fue rociado por cañones de agua de los bomberos del aeropuerto en una ceremonia denominada "water salute (saludo de agua)".

Con el inicio del confinamiento, todos los vuelos comerciales procedentes de la capital francesa fueron reagrupados en el aeropuerto de Paris-Charles de Gaulle, primer aeropuerto parisino situado al norte de la ciudad, para racionalizar los costes de funcionamiento. Orly cerró el 31 de marzo.

El viernes en Orly, estaban previstos poco más de 70 vuelos frente a los 600 en tiempos normales.

Estos vuelos tienen como destino Córcega, algunos países europeos de la zona Schengen y los territorios franceses de ultramar.

Se esperan unos 8.000 pasajeros, menos del 10% del tráfico habitual de 90.000 pasajeros de media diarios en este aeropuerto.

El número de vuelos aumentará a 173 a principios de julio pero la progresión sigue siendo aleatoria, dependiendo de la apertura de las fronteras, en particular las del Magreb, en el norte de África, y la evolución de la situación sanitaria.

La apertura se ha realizado en medio de fuertes medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Además de los 7.000 carteles y pegatinas para marcar la distancia física que se han colocado en el aeropuerto, hay 150 distribuidores de gel y 137 pantallas transparentes en mostradores de información y de registro y en las puertas de embarque.

Asimismo, una cámara térmica toma la temperatura de los pasajeros a la llegada para detectar eventuales casos de infección por coronavirus.

sw/af-meb/af

MAS NOTICIAS