Planas cree que los nuevos aranceles de EEUU son "profundamente injustos"

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la presentación del Informe de Consumo Alimentario en España 2019, este jueves en Madrid. EFE/Víctor Lerena
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la presentación del Informe de Consumo Alimentario en España 2019, este jueves en Madrid. EFE/Víctor Lerena

Madrid, 25 jun (EFE).- El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado este jueves que los nuevos aranceles que Estados Unidos planea imponer son "profundamente injustos", por lo que están intentando que no se produzcan.
"El Gobierno considera absolutamente injustificado utilizar al sector agroalimentario como rehén de un diferendo comercial, relativo a ayudas en la construcción de aviones que nada tiene que ver con la agricultura, la alimentación y el funcionamiento de los sectores afectados", ha afirmado Planas a preguntas de los medios en su presentación de los datos de consumo de 2019.
Según el ministro, "desde el primer día" han estado "luchando" desde España y la Unión Europea (UE) para "disminuir o hacer desaparecer esos aranceles", que consideran "profundamente injustos".
Esta semana se ha conocido que Estados Unidos está considerando aplicar nuevos aranceles por valor de unos 3.100 millones de dólares (unos 2.748 millones de euros al cambio actual), a productos de Francia, Alemania, España y el Reino Unido.
Malta, cerveza, ginebra, vodka, aceitunas, chocolate, camiones y maquinaria son referencias que podrían recibir más aranceles de importación de hasta el 100 %, de acuerdo con el documento recogido por EFE.
Planas ha señalado que no se sabrá nada hasta el 26 de julio, fecha en la que termina el período de revisión de estos aranceles, pero ha enfatizado que "es el interés de todos" que la situación sea "corregida", para evitar que el sector agroalimentario se vea afectado.
"No les oculto, la decisión es estrictamente política y lógicamente va a estar muy influenciada por la situación electoral norteamericana", ha explicado el ministro, en referencia a las elecciones presidenciales que Estados Unidos celebrará en noviembre.
La medida es el último episodio de la disputa comercial entre la UE y EE.UU. a raíz del conflicto por los subsidios que recibió el constructor aeronáutico europeo Airbus en detrimento de su rival estadounidense Boeing.
La Organización Mundial del Comercio (OMC) determinó en octubre pasado los efectos adversos para Boeing en relación con cinco campañas de venta de aviones que Airbus ganó y que consideró que el primero hubiese ganado de no haber existido subvenciones para este último.
Por ello, dio luz verde a Estados Unidos para imponer gravámenes a productos de la UE y el Reino Unido por unos 7.500 millones de dólares; a principios de este año, EE.UU. aumentó los aranceles del 10 % al 15 % a las importaciones de aviones y piezas de Airbus.
Sin embargo, se espera que la OMC falle a favor de la UE en septiembre en otro caso abierto entre los dos gigantes aeronáuticos, por lo que Bruselas podría decidir poner aranceles a productos estadounidenses por unos 11.200 millones de dólares en represalia por los subsidios ilegales de Estados Unidos a Boeing.

MAS NOTICIAS