ONU: Yemen caerá al vacío si no recibe nuevos fondos

NACIONES UNIDAS (AP) — Sin un masivo apoyo financiero, Yemen “caerá al vacío” con mucha más gente muriendo de hambre, sucumbiendo al COVID-19 o al cólera y viendo cómo pierden a sus hijos por la falta de vacunas contra enfermedades letales, dijo el jefe de ayuda humanitaria de Naciones Unidas.

En una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad celebrada el miércoles, Mark Lowcock afirmó que el COVID-19 se está propagando rápidamente en Yemen y que alrededor del 25% de los casos confirmados en la nación han muerto, “cinco veces la media mundial”.

“Con el colapso del sistema de salud, sabemos que muchos contagios y decesos no se contabilizan", afirmó. “En algunas zonas, los precios de los entierros se han incrementado por siete con respecto a hace unos meses".

El coronavirus “está sumando una capa más de miseria sobre muchas otras", incluyendo “espantosos incidentes con múltiples víctimas" y la economía del país, que “se encamina hacia una calamidad sin precedentes”, apuntó Lowcock. Además, señaló la rápida depreciación de la moneda local, el rial; un alza de entre el 10 y el 20% en los alimentos en apenas dos semanas, y que los mejores datos disponibles indican que las remesas han caído entre un 50 y un 70%.

En una conferencia de donantes virtual organizada por la ONU y Arabia Saudí el 2 de junio, 31 donantes prometieron 1.350 millones para ayuda humanitaria, incluyendo alrededor de 700 millones en nuevos fondos, agregó Lowcock.

“Esto es solo alrededor de la mitad de lo que se prometió el año pasado", dijo el responsable en un discurso distribuido por su oficina, añadiendo que está muy por debajo de la cantidad necesaria para mantener los programas humanitarios en marcha.

Según Lowcock, la falta de fondos ya ha dejado a 10.000 trabajadores sanitarios que luchan contra el coronarios en primera línea sin pagos de incentivos.

“Los programas de agua y saneamiento que sirven a cuatro millones de personas empezarán a cerrar en unas semanas", afirmó. “Alrededor de cinco millones de niños no recibirán vacunas rutinarias, y para agosto cerraremos los programas contra la desnutrición".

Un programa de salud más amplio que ayuda a 19 millones de personas se parará también, añadió.

“Nunca antes habíamos visto en Yemen una situación en la que una crisis económica interna tan severa se solapase con un fuerte descenso de las remesas e importantes reducciones en el apoyo de los donantes a la ayuda humanitaria, y todo esto está pasado, por supuesto, en medio de una devastadora pandemia", manifestó Lowcock.

Pidió a los donantes que conviertan sus promesas en dinero en efectivo y que consideren aumenta su contribución, además de “proporcionar previsibles inyecciones de divisas para evitar un colapso económico total”.

“El mundo tiene hoy una difícil decisión ante sí: respaldar la respuesta humanitaria en Yemen y ayudar a crear el espacio para una solución política sostenible, o ver como Yemen cae al vacío", dijo Lowcock.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió el martes que se aplique más presión sobre las partes en conflicto en Yemen para que acuerden un alto el fuego en una guerra que se ha cobrado más de 10.000 vidas, dejó dos millones de desplazados y provocó la peor crisis humanitaria del mundo.

MAS NOTICIAS