La bolsa española abre con dudas ante el temor a los rebrotes

Una bandera española ondea sobre la Bolsa de Madrid, España, el 1 de junio de 2016. REUTERS/Juan Medina
Una bandera española ondea sobre la Bolsa de Madrid, España, el 1 de junio de 2016. REUTERS/Juan Medina

MADRID, 22 jun - El selectivo bursátil español abría la semana con ligera tendencia bajista en un escenario de cautela ante el aumento de los casos de coronavirus en Estados Unidos y otros países, aunque los descensos se veían limitados por la esperanza de que los nuevos brotes se contengan mejor que en la oleada inicial.

La semana arrancaba con la noticia de que Estados Unidos ha registrado un aumento diario de 32.411 casos, encendiendo las alarmas sobre un posible repunte de los contagios en la primera economía del mundo. [nL1N2DY06Y] Asimismo, en Alemania el número R o tasa de reproducción del coronavirus ha subido de 1,79 a 2,88 personas por infectado.

No obstante, las caídas se veían limitadas por los avances para una vacuna en China, así como comentarios de autoridades del país asiático que apuntan a que tiene controlado el foco de COVID-19 de Pekín y que cuenta con una capacidad de hacer 1 millón de test al día, lo que inspira confianza sobre su gestión de nuevos focos.

Por otro lado, los inversores evaluaban los pocos detalles sobre el Fondo de Recuperación Europea tras una reunión del Consejo Europeo el fin de semana sin progresos considerables, lo que deja pendientes las decisiones para la próxima cita de mediados de julio.

"Este plan va en la buena dirección, al ser una confirmación del apoyo de la UE a sus estados miembros. Los principales beneficiados serán los países del Sur de Europa, con España e Italia a la cabeza y así lo ha recogido el coste de su deuda, que sigue moderándose", dijeron los analistas del banco Renta 4 en su informe diario.

Analistas de la plataforma de contratación IG añadían que en la sesión del lunes podría estar influyendo también que el viernes se produjo la cuádruple hora bruja —vencimiento simultáneo de los contratos trimestrales de futuros y opciones sobre índices y acciones—, ya que "la semana posterior a los vencimientos de derivados suele ser habitualmente una semana de altibajos para los mercados".

En este contexto, el Ibex-35 caía un 0,25%, hasta los 7.3195,6 puntos.

En sector bancario predominaban las pérdidas: Santander se anotaba un 0,0697%, mientras BBVA se dejaba un 0,5795%, Caixabank cedía un 0,1565%, Bankia cotizaba plano y Sabadell cedía un 0,4525%.

Mientras tanto, el grupo de renovables Siemens Gamesa avanzaba un 1,802% y lideraba las primeras operaciones de la jornada, tras recibir una mejora de recomendación de JP Morgan.

En el otro extremo de la tabla, el grupo hotelero Meliá se dejaba un 3,266% impactado por las incertidumbres del sector de ocio y viajes ante la pandemia, que también castigaban al grupo de aerolíneas IAG.

El grupo Almirall subía un 0,489% en su debut en el Ibex-35, mientras el grupo de envolturas cárnicas Viscofan ocupaba el segundo puesto en la tabla con una ganancia del 0,687% tras su estreno el índice de grandes valores europeos Stoxx 600.

Fuera del índice, el grupo Applus caía un 6,6% tras el anuncio de un concurso por parte de las autoridades catalanas para licitar una concesión que ha tenido el grupo desde hace más de 20 años.

(Información de Michael Susin; editado por Tomás Cobos)

MAS NOTICIAS