Francia repatría de Siria a 10 hijos de yihadistas franceses

Francia repatrió a diez hijos de yihadistas franceses que estaban retenidos en un campo de desplazados bajo control kurdo en Siria, anunció este lunes el ministerio francés de Relaciones Exteriores.

El ministerio indicó que Francia había repatriado a estos menores "huérfanos o casos humanitarios, que se encontraban en campamentos del noreste de Siria" y precisó en un comunicado que "han sido entregados a las autoridades judiciales francesas", y "son objeto de un seguimiento médico particular y atendidos por los servicios sociales".

Una delegación francesa fue a buscarlos a Qamishli, indicó en Twitter Abdel Karim Omar, responsable de Relaciones Exteriores en la administración autónoma kurda, en territorio sirio.

El más pequeño de estos niños tiene dos años y entre ellos hay tres no son huérfanos, pero sus madres "aceptaron enviarlos a Francia, debido a las condiciones en el campamento", dijo una fuente kurda a la AFP.

"Dos madres aceptaron separarse de sus hijos, y en uno de estos casos un menor tuvo que separarse de sus hermanos", afirmó un comunicado del colectivo Familias Unidas, que reúne a los familiares.

"Cada niño que viene es una vida salvada", añade el colectivo. Pero "no es a este precio que tenemos que plantearnos la repatriación de estos niños, ya heridos por su historia, los duelos, la guerra y la vida en los campos. Abandonar a sus madres en los campos les ayuda, solo acentúa sus traumas".

Desde la caída del grupo Estado Islámico (EI) en marzo de 2019, Francia ha repatriado 28 niños de Siria.

Anteriormente había traído a cinco en marzo de 2019, a doce en junio de 2019 y a una niña con malformaciones cardíacas en abril.

Unos 300 hijos de yihadistas franceses se encuentran en los campos de Al-Hol y Roj, en el noreste de Siria bajo control kurdo, afirma el colectivo Familias Unidas.

Familias Unidas pide al gobierno francés que haga regresar al país a los niños y sus madres.

Francia no quiere repatriar a los 150 adultos, hombres y mujeres, que combatieron en las filas del EI y prefiere que sean juzgados en territorio sirio.

Las autoridades kurdas del noreste de Siria afirman que tiene en su poder a 4.000 mujeres y 8.000 niños extranjeros en tres campos de desplazados.

vl/shu/zm-es/bl

MAS NOTICIAS