Vildoza: En el vestuario se respira ambición y hambre

El base argentino del Baskonia Luca Vildoza. EFE/ David Aguilar/Archivo
El base argentino del Baskonia Luca Vildoza. EFE/ David Aguilar/Archivo

Vitoria, 18 jun (EFE).- El jugador del Kirolbet Baskonia Luca Vildoza indicó este jueves que en el vestuario vitoriano "se respira ambición y hambre", y dejó claro que no están en Valencia de paseo y quieren llevarse el título de liga.
El marplatense, protagonista en la primera jornada del reinicio de la Liga ACB con 30 créditos de valoración, reconoció que ha tenido "un buen debut después de la lesión" y desveló que cayó "destruido" a la cama por el esfuerzo que había hecho después de tanto tiempo sin jugar a causa de una lesión en el hombro.
"Estoy feliz por el debut, por la vuelta de Jayson (Granger) y por demostrar que somos un equipo dentro de la cancha", destacó el base azulgrana, que avisó del potencial de su próximo rival, el Iberostar Tenerife.
"Estuvo en la Copa, tiene un buen director como Marce (Huertas), tiradores de sobra y Shermadini está haciendo una gran temporada, así que tenemos que estar enfocados", apuntó el anotador argentino, que incidió en "prestar atención a los detalles".
Se mostró "contento" por volver a sentirse parte de la competición y por ver jugar a Jayson Granger al nivel al que lo hizo.
Luca Vildoza subrayó que han vuelto a ser un equipo y que cuentan con once jugadores que pueden estar a un gran nivel, por lo que las rotaciones pueden hacer que jueguen a un ritmo al que no muchas escuadras pueden llegar.
Admitió que jugaron un buen partido ante el Bilbao Basket, pero insistió en que no están en Valencia para ganar solo un partido. "Mañana tenemos otro desafío y cada partido que pase será más difícil por el cansancio que conlleva después de estar tanto tiempo parados", consideró.
Sobre su posición en el campo, explicó que frente a los bilbaínos jugó mucho tiempo como escolta porque sólo tienen a Matt Janning como tirador puro y celebró que disfruta jugando al lado de Jayson Granger y de Pierrià Henry, con quien apenas tuvo tiempo de jugar durante la temporada.
Preguntado por la afición, opinó que "se hace raro escuchar a los propios compañeros celebrar las canastas".
"Sabemos que tenemos mucha gente que nos apoya, no es habitual jugar sin público, pero hay que habituarse sabiendo que hay gente detrás", concluyó.

MAS NOTICIAS