La OTAN abre investigación sobre incidente naval entre Francia y Turquía

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció este jueves el inicio de una investigación sobre el incidente entre barcos de Francia y Turquía en el Mediterráneo durante una operación de control del embargo de armas a Libia.

"Nos hemos asegurado de que las autoridades militares de la OTAN investiguen el incidente para aclarar lo sucedido", dijo Stoltenberg tras una reunión  a distancia de los ministros de Defensa de la Alianza.

El ex primer ministro noruego reiteró su apoyo al embargo de armas a Libia decretado por Naciones Unidas. "Apoyamos los esfuerzos de la ONU para alcanzar una solución al conflicto", agregó en rueda de prensa.

El miércoles, el ministerio de Defensa francés reveló que una fragata que intentaba identificar un carguero sospechoso de transportar armas a Libia fue objeto de "un acto extremadamente agresivo" por parte de buques turcos.

Según París, que calificó el incidente de "muy grave", los navíos de guerra turcos que escoltaban al carguero, enfocaron al barco francés "tres veces con su radar de control de tiro".

Turquía calificó de "infundadas" la acusaciones de Francia, alegando que sus navíos usaron la cámara integrada en su radar para "observar al navío francés que efectuaba una maniobra peligrosa a muy poca distancia".

La ministra de Defensa francesa, Florence Parly, reiteró este jueves sus acusaciones durante una audición en el Senado francés, asegurando que obtuvo el apoyo de ocho países europeos de la Alianza durante la reunión.

"Se necesita una reflexión sobre lo que ocurre en la Alianza. Hay que mirar de frente las derivas que tienen lugar", agregó Parly, para quien decir que esto busca "impedir que Rusia se instale en Libia es un poco limitado".

Turquía apoya al Gobierno de Unión Nacional Libio (GNA) de Fayez Al Sarraj, reconocido por Naciones Unidas, frente a las fuerzas disidentes del mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del Este del país, con apoyo de Rusia, Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

Este incidente se produce en un contexto de tensión entre Turquía y Francia, aliados en la OTAN y cuyas relaciones se han ido deteriorando desde 2016. La tensión recrudeció por sus diferencias respecto al conflicto en Libia.

burs-tjc/mb

MAS NOTICIAS