Gestores socialmente responsables invierten contra el racismo

(Bloomberg) -- Un grupo de gestores socialmente responsables, que han estado presionando a empresas para que aborden cuestiones como disparidades salariales de género y huellas de carbono, planea dirigir mayor cantidad de sus recursos a empresas que promueven la igualdad racial.

“Reconocemos que la comunidad de inversionistas ha contribuido y se ha beneficiado de los sistemas racistas”, dijo hoy la coalición Racial Justice Investing (RJI) en un comunicado. “Por lo tanto, asumimos la responsabilidad y nos comprometemos a responsabilizarnos del desmantelamiento del racismo sistémico y a promover la equidad racial y la justicia a través de nuestras inversiones y nuestro trabajo”.

Como parte del proceso de toma de decisiones de inversión, la coalición dijo que revisará las tenencias de cartera para identificar compañías que “refuerzan el racismo sistémico“. El objetivo es garantizar la diversidad y la equidad de una empresa en las fases de reclutamiento, promoción y compensación, cancelando simultáneamente negocios con entidades que apoyan la “supremacía blanca”.

RJI, creada en 2017, tiene más de 250 inversionistas socialmente responsables. Entre sus miembros figuran Domini Impact Investments, uno de los pioneros de la inversión responsable, así como Zevin Asset Management y la fundación Nathan Cummings.

“El racismo lo impregna todo y es la base de nuestra economía”, dijo Pat Tomaino, director de inversión socialmente responsable de Zevin Asset Management, con sede en Boston, que supervisa alrededor de US$500 millones.

La decisión de RJI de abordar las desigualdades raciales se hizo en conjunto con Center on Corporate Responsibility, cuyos 300 miembros administran colectivamente más de US$500.000 millones. Los miembros de Interfaith que firmaron el compromiso incluyen a Boston Common Asset Management, NorthStar Asset Management y Trillium Asset Management. También participa un grupo más pequeño llamado Investor Advocates for Social Justice.

Si bien estos inversionistas son generalmente pequeños en términos de activos bajo gestión, plantean temas que a menudo están respaldados por empresas de inversión más grandes. En los últimos años, los grandes planes de pensiones han llevado a los bancos y otras empresas a cuestionar sus huellas de carbono y las brechas salariales de género, lo que ha resultado en un cambio corporativo.

RJI dijo que continuará responsabilizando a las tecnológicas por su venta de software de reconocimiento facial a las fuerzas del orden, a compañías financieras por su rol en presuntos créditos discriminatorios, y a compañías de energía por la construcción de instalaciones contaminantes junto a barrios de minorías.

El grupo también dijo que se compromete a reinvertir más en proyectos de desarrollo comunitario liderados por población de raza negra.

Nota Original:Socially-Responsible Managers Commit to Investing Against Racism

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS