BC de Brasil recorta nuevamente su tasa básica por derrumbe económico

El Banco Central de Brasil (BCB) volvió a recortar el miércoles su tasa básica en 0,75 puntos porcentuales, a un nuevo mínimo histórico de 2,25%, alegando que el derrumbe económico provocado por la crisis del coronavirus exige un "estímulo monetario extraordinariamente elevado".

El recorte, similar al decidido en mayo, es el octavo consecutivo y concuerda con la expectativa de la mayoría de los analistas.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB, que adoptó su decisión por unanimidad de sus ocho miembros presentes, dejó además en su comunicado la puerta abierta a un nuevo recorte de la tasa Selic, aunque de menor magnitud, en su próxima reunión del 5 de agosto.

Según André Perfeito, de la consultora Necton, ese recorte será de 0,25 puntos porcentuales, a 2%, dado que "las condiciones generales de la economía [brasileña], muy probablemente, seguirán estando muy mal".

El recorte de las tasas de interés es una herramienta utilizada por la autoridad monetaria para incentivar la inversión y el consumo, cuando la inflación está bajo control.

Tal parece ser el caso, porque el Copom expresa en su comunicado una preocupación por una "trayectoria de inflación debajo de lo esperado", después de dos meses de caída de precios y una expectativa del mercado de 1,6% de aumento del IPC para este año, bien por debajo del centro de la meta oficial, de 4%, y de su piso, de 2,5%.

Y "ese riesgo se intensifica si la pandemia se prolonga y provoca aumentos de la incertidumbre y de los ahorros preventivos, con una consecuente reducción de la demanda" de bienes y servicios, agrega el documento.

Las proyecciones anticipan que en 2020 Brasil sufrirá la peor contracción del PIB de su historia, en torno al 8% según el Banco Mundial.

- Desconfianza -

Los recortes de la Selic, que hace un año estaba en 6,5%, no abrieron las compuertas del crédito. Al contrario: los bancos están endureciendo las condiciones de acceso, ante el temor de quiebras en serie y un aumento de la morosidad.

En las nuevas demandas de préstamos "los intereses deberán subir un poco, en función del riesgo, que aumentó", explicó en mayo a la revista Veja el presidente de Bradesco, uno de los mayores bancos privados de Brasil, Octavio de Lazari Júnior.

El precio del dinero en Brasil es uno de los más caros del mundo. En abril, la tasa promedio de interés para personas jurídicas fue de 13%, con un spread (diferencia entre tasas de captación y de colocación del dinero) de 8,7%.

La economista Daniela Casabona, socia directora de FB Wealth, considera además que mientras la pandemia no esté controlada, cualquier estímulo monetario será superfluo porque "en vez de consumir, las personas están perdiendo su poder adquisitivo y sus empleos ante la propagación de la enfermedad".

Brasil se ha convertido en el segundo país con más casos y con más muertos por la pandemia, detrás de Estados Unidos.

Según el último informe oficial de este miércoles, el balance es de más de 955.000 casos confirmados y de 46.510 muertos.

js/mr

MAS NOTICIAS