China aplaza lanzamiento para completar su red rival de GPS

BEIJING (AP) — China demoró el martes el lanzamiento del último satélite para completar su Sistema de Navegación por Satélite Beidou, similar al estadounidense Global Positioning System (GPS), citando motivos técnicos.

La misión del cohete Long March-3, que iba a salir desde la base suroccidental de Xicheng, se suspendió después de que comprobaciones previas hallaran “problemas técnicos de producto”, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua.

En un primer momento no se anunció una nueva fecha de lanzamiento. El programa espacial chino se ha desarrollado con rapidez en las dos últimas décadas, en las que el gobierno ha dedicado enormes recursos a desarrollar tecnología de vanguardia independiente, e incluso alcanzado una posición dominante en campos como el procesamiento de datos 5G.

Cuando se complete, esta tercera versión del sistema Beidou ofrecerá cobertura global de navegación, como alternativa al sistema ruso GLONASS, el Galileo europeo y el GPS de Estados Unidos.

La primera versión de Beidou se retiró de servicio en 2012. Hay planes para conectar un sistema más avanzado, accesible e integrado basado en Beidou para 2035.

China se convirtió en 2003 en el tercer país que lanza una misión espacial independiente, y desde entonces ha construido una estación espacial experimental y enviado dos vehículos teledirigidos a la superficie de la Luna.

Entre sus planes futuros hay una estación espacial permanente y un posible vuelo tripulado a la Luna. El país también podría hacer a partir del mes que viene un primer intento de enviar una sonda orbital y un vehículo a Marte.

El programa ha sufrido algunos reveses, como lanzamientos fallidos, y limitado la cooperación con iniciativas espaciales de otros países, debido en parte a las objeciones de Estados Unidos por la estrecha relación del programa y el Ejército chino.