Reabren frontera entre ciudades gemelas de Italia y Eslovenia

Las ciudades gemelas Gorizia y Nova Gorica, en la frontera entre Italia y Eslovenia celebraron este lunes el desmantelamiento de la valla que las mantuvo separadas desde el inicio de la crisis sanitaria de covid-19, lo que simboliza la finalización de las restricciones de viajes impuestas en Europa para contener la pandemia.

Ambas urbes se "reencontraron" después de tres meses de separación forzosa y, sus alcaldes, muy sonrientes, cortaron una cinta simbólica para marcar el retorno a la libre circulación, constataron periodistas de la AFP.

A mediados de marzo, las autoridades eslovenas habían levantado una valla que atravesaba el sector fronterizo, en la plaza de Europa, restaurando entre ambas ciudades un límite ya olvidado, pues, en lo cotidiano, sus habitantes están acostumbrados a pasar de un lado al otro con absoluta naturalidad.

"Es un día simbólico. Las dos Goricas han superado la epidemia y comprobado que viven una realidad compartida: la unidad", destacó el alcalde de Nova Gorica, Klemen Miklavic, antes de retirar con sus manos parte de la cerca que dividía la plaza común.

"Somos como una mesa de cuatro patas, con dos en Italia y dos en Eslovenia. Si perdemos dos pies, esta mesa ya no puede sostenerse por sí misma", señaló su homólogo italiano, Rodolfo Ziberna.

"Creemos que el nuestro es un modelo de colaboración que podríamos exportar a toda Europa", añadió Ziberna, recordando que ambas ciudades presentaron una candidatura común para compartir la condición de Capital Europea de la cultura 2025.

Italia reabrió sus fronteras el 3 de junio y los eslovenos ya podían pasar sin restricciones. Pero Eslovenia no aplicó la reciprocidad.

Italia ha sido uno de los países más golpeados por la pandemia, que afectó en mucho menor grado a Eslovenia, un país con dos millones de habitantes, que este lunes registraba oficialmente 1.500 casos de infectados y 109 muertes por covid-19.

bk/bg/smk/cac/age/mis

MAS NOTICIAS