Hamlin gana la carrera de NASCAR, que se corre sin banderas confederadas

En la imagen el piloto Denny Hamlin. EFE/ GERARDO MORA/Archivo
En la imagen el piloto Denny Hamlin. EFE/ GERARDO MORA/Archivo

Homestead (Florida, EE.UU.), 14 jun (EFE).- El piloto Denny Hamlin consiguió una vez más la bandera de cuadros en el Homestead-Miami Speedway, el domingo, en la carrera de la Serie Copa NASCAR.
Hamlin se puso al frente de la caravana de autos por última vez cuando restaban 30 vueltas e impidió a Chase Elliott conseguir su tercera victoria en la Copa NASCAR en Homestead.
El piloto mexicano Daniel Suárez terminó en el lugar 31 de la competencia.
Mientras que los ex pilotos Tony Stewart y Greg Biffle son los otros tres veces ganadores. Hamlin está en el club ahora.
Hamlin obtuvo su tercera victoria de la temporada y la número 40 en general.
El ganador abrió la temporada con una victoria en las 500 Millas de Daytona y ganó en Darlington el mes pasado.
En Homestead, lideró 137 de las 267 vueltas a la pista de una milla y media en el Toyota número 11 de Joe Gibbs Racing, terminando con una ventaja de 0.895 milésimas de segundo por delante de Elliot.
Ryan Blaney fue tercero en la carrera y Tyler Reddick terminó cuarto.
La carrera del domingo, fue el fin de una semana muy larga para NASCAR, luego de correr tres carreras de la Serie en ocho días.
Bubba Wallace, el único piloto afroamericano en la Serie, se ha convertido en el activista más destacado del deporte después de haber llamado con éxito la semana pasada a NASCAR para prohibir las banderas confederadas en sus eventos.
La NASCAR rápidamente las prohibió y consiguió críticas favorables.
Entre los aficionados, 1.000 de ellos en su mayoría militares invitados a traer a un invitado, regresaron a una carrera de NASCAR por primera vez desde que comenzó la pandemia de coronavirus, y no había ninguna de las banderas prohibidas a la vista.
La mayoría de esos aficionados se habían ido cuando Hamlin condujo bajo la bandera a cuadros a las 10:46 p.m.
Jimmie Johnson, el siete veces campeón, en cuyo honor pusieron su nombre al túnel que conduce a la pista, a principios de fin de semana, y que se retira como piloto a tiempo completo después de esta temporada, fue décimo sexto.
El clima fue un factor clave en la carrera, ya que se registró una ligera lluvia sólo en las curvas 3 y 4, apareció en el mismo instante en que los conductores encendieron los motores para el inicio de la competencia.
Después hubo una primera descarga de rayos que provocó el retraso de la carrera durante 55 minutos.
Los conductores corrieron sólo tres vueltas cuando se vio un rayo cerca de la pista y salió una advertencia que se convirtió en una parada de bandera roja, que duraría 2:08 horas.
Después de unas 25 vueltas más, una vez que las cosas se reanudaron, volvió a caer un rayo para provocar otra interrupción de casi 39 minutos.
Contando el retraso previo a la carrera, el total fue de 3:42 horas.
A las 8:15 p.m. la bandera verde volvió a caer y los conductores, que habían corrido sólo 33 vueltas hasta ese punto, comenzaron las últimas 234 vueltas.
Austin Dillon tuvo un día que nunca olvidará, aunque su séptimo lugar ni siquiera estuvo cerca del desarrollo más significativo. Dillon y su esposa Whitney se convirtieron en padres el domingo temprano, anunciando el nacimiento de un niño llamado Ace.
El mexicano Suárez terminó en el lugar 31 de la competencia, por delante de siete pilotos, y acumuló seis puntos en el campeonato.
Suárez acumula 133 puntos en total y se coloca en el lugar 34 de 36 del campeonato.

MAS NOTICIAS