El Gobierno alemán aprueba las primeras medidas del plan para relanzar la economía

El Gobierno alemán aprueba las primeras medidas del plan para relanzar la economía. EFE/EPA/FILIP SINGER
El Gobierno alemán aprueba las primeras medidas del plan para relanzar la economía. EFE/EPA/FILIP SINGER

Berlín, 12 jun (EFE).- El Consejo de Ministros alemán aprobó este viernes varias medidas de su plan para relanzar la economía tras la recesión generada por la pandemia del coronavirus, cifrado en 130.000 millones de euros y que combina alivios fiscales con apoyos a las familias y a las empresas.
Uno de los puntos claves del paquete de medidas acordado por los partidos de la coalición de Gobierno la semana pasada es la reducción temporal del IVA del 19 al 16 por ciento con el propósito de estimular la demanda interna.
La tasa reducida del IVA, que se aplica para bienes de primera necesidad y otros productos como libros, baja del 7 al 5 por ciento.
Las nuevas tasas se aplicarán durante 6 meses y entrarán en vigor el 1 de julio. El propósito, según ha dicho el ministro de Finanzas Olaf Scholz, es que los consumidores no aplacen determinadas adquisiciones.
"Alemania tiene que prepararse para el futuro y no podemos permitir un bajón duradero en la coyuntura", dijo Scholz al explicar las medidas aprobadas en la reunión extraordinaria del Gobierno celebrada en Berlín.
Tanto Scholz como el ministro de Economía, Peter Altmaier, se mostraron confiados en que la rebaja del IVA llevará a rebajas de los precios y que no favorecerá solo a los productores y al comercio, sino también a los consumidores.
"Mi experiencia es que las subidas de precios se dan cuando el mercado lo permite y no cuando la demanda está bajo presión", dijo Altmaier.
Se trata de la primera vez en la historia que hay una reducción de las tasas del IVA en Alemania desde que se introdujo ese impuesto hace cerca de 50 años.
El alivio fiscal se estima en 20.000 millones de euros y deberá ser aprobado por las dos cámaras del Parlamento, el Bundestag y el Bundesrat, donde están representados los Gobiernos de los estados federados, el 29 de junio.
Altmaier dijo además que el objetivo del plan de reactivación de la economía es lograr que en la segunda mitad del año se deje atrás el punto más bajo de la crisis.
El Consejo de Ministros aprobó hoy también otra parte del plan relacionado con la ayuda a las familias para las que habrá una paga de 300 euros por hijo.
Ese bono por hijo será recibido por los padres en dos pagas en agosto, septiembre y octubre junto con el subsidio habitual por hijo que subirá en esos meses de 204 a 354 euros.
Además el ingreso anual libre de impuestos para las familias monoparentales aumentará de los 1.908 euros actuales a los 4.008 euros por el primer hijo, ampliable en 240 euros por cada hijo de más.
Las empresas medianas y pequeñas que hayan tenido una caída significativa de su facturación, 60 por ciento o más, a causa de la pandemia y las restricciones podrán solicitar ayudas directas del estado cuyo monto dependerá de su tamaño y de su número de trabajadores.
Se estima que esas ayudas, destinadas a cubrir parte de los costos fijos de las empresas, podrán significar una carga para el fisco de 25.000 millones de euros.
A ese respecto, el Consejo de Ministros aprobó hoy un marco básico cuya implementación será competencia de los estados federados. La ayuda máxima por ese concepto deberá ser de 150.000 euros.
Además, todas las empresas se verán favorecidos por un aumento del monto de las pérdidas de 2020 y 2021, de 1 millón y 5 millones de euros, que podrán utilizar para reducir la carga fiscal de años anteriores.
También se duplicará el importe de las inversiones en investigación exentas de impuestos a 4 millones de euros por empresa. Esa medida será limitada hasta 2025.
En total, el plan de reactivación de la economía incluye 57 puntos que deberán convertirse en proyectos de ley tras la pausa de verano para iniciar el trámite parlamentario.
Antes de esa pausa el Parlamento deberá aprobar un presupuesto adicional para hacer frente a los costos del plan de reactivación de la economía.
El Gobierno alemán tiene el propósito de volver a la senda de crecimiento en la segunda parte del año, tener un repunte fuerte en 2021 y recuperar lo perdido a lo largo de 2022, después de que en el primer trimestre de 2020 se registrara una caída del 2,2 % del PIB frente al trimestre precedente.
Los pronósticos oficiales contemplan para este año una caída del PIB alemán del 6,3 por ciento y un repunte cercano al 5 por ciento en 2021.

MAS NOTICIAS