Federación de fútbol de EEUU permitirá protestas en himno

La junta directiva de la federación de fútbol de Estados Unidos revocó mediante una votación la política implementada en 2017, que obliga a todos los jugadores de selecciones nacionales a ponerse de pie durante el himno nacional.

Esta regla fue impuesta después de que la futbolista Megan Rapinoe se arrodilló en apoyo a Colin Kaepernick, quien hacía eso mismo cuando era quarterback de la NFL para llamar la atención sobre la desigualdad racial y los abusos policiales en el país.

La decisión de la junta llegó mediante una conferencia telefónica, anunció la federación el miércoles.

“Todas las personas que representan a una selección nacional de la Federación deben ponerse de pie respetuosamente durante la interpretación de los himnos nacionales en cualquier evento en que la Federación esté representada”, decía la llamada política 604-1, aprobada por la junta el 9 de febrero de 2017.

Una persona enterada de las discusiones sobre esta política dijo que la nueva presidenta de la federación Cindy Parlow Cone sugirió inicialmente revocar la regla la semana pasada y convocó a una reunión especial de la junta. Esa persona solicitó permanecer en el anonimato porque el proceso no se divulgó.

Se invitó a tres futbolistas para que compartieran sus opiniones en la conferencia telefónica.

“No hemos hecho lo suficiente para escuchar, especialmente a nuestros jugadores, ni para entender y reconocer las experiencias muy reales y significativas de los negros y de otras comunidades minoritarias en nuestro país. Nos disculpamos con nuestros jugadores, especialmente con los de raza negra, así como con nuestro personal, aficionados y todos los que apoyan la erradicación del racismo”, manifestó la federación el miércoles, en un comunicado. “Los deportes son una plataforma poderosa para hacer el bien, y no hemos usado nuestra plataforma de manera eficaz, como debiéramos. Podemos hacer más sobre estos asuntos específicos y lo haremos”.

El Consejo de Deportistas del Fútbol de Estados Unidos, que incluye a las futbolistas Alex Morgan y Ali Krieger, así como a exjugadores como Landon Donovan, instó a la federación a disculparse también por la política que impuso, a fin de fomentar “una relación positiva en adelante”.

“Entonces y sólo entonces, sentiremos que sí puede comenzar un nuevo capítulo entre la USSF (la federación) y sus deportistas. Además, exhortamos a que la federación desarrolle un plan con acciones enfocadas en el combate al racismo, que sea compartido públicamente con sus deportistas, miembros clave y aficionados”, indicó el consejo a comienzos de esta semana en un comunicado.

La Asociación de Jugadoras de la Selección Nacional de Estados Unidos solicitó también una disculpa de la federación y un plan para atender los problemas de inequidad racial.

“En tanto la USSF no haga eso, la mera existencia de la política seguirá perpetuando los conceptos erróneos y el temor que nublaron la importancia y el significado verdadero de que Colin Kaepernick, Megan Rapinoe y otros deportistas hayan puesto una rodilla en tierra —el hecho de que las personas negras en Estados Unidos no han recibido y continúan sin obtener las mismas libertadas que la gente blanca, y que existe la brutalidad policial y el racismo sistémico en este país”, resaltaron las futbolistas en su comunicado.

MAS NOTICIAS