AMLO: México pasa por el peor momento económico por COVID-19

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo el miércoles que su país pasa por el peor momento económico derivado de la crisis del coronavirus, pero estimó que habrá un repunte.

“Estamos tocando fondo con la crisis económica. Sin embargo, en recaudación de impuestos y lo que tiene que ver con el impuesto sobre la renta tenemos 1,3% de aumento, y en IVA (Impuesto al Valor Agregado) tenemos un aumento del 0,5 % a pesar de la situación tan complicada”, dijo en rueda de prensa.

Agregó que la recuperación del peso mexicano frente al dólar en las últimas semanas es un indicador positivo, al igual que el alza en el precio del petróleo, aunque un pendiente será la recuperación de empleos. Tan sólo en abril se perdieron 555.000 y en mayo estimó que la cifra rondará los 350.000.

“Mi pronóstico es que vamos a perder en empleos de la economía formal alrededor de un millón con la crisis, por eso estamos incentivado la economía para crear dos millones de nuevos empleos y se están otorgando cuatro millones de créditos para pequeños negocios de la economía formal y de la informal y créditos personales”, agregó.

México reporta más de 129.000 contagiados confirmados con al menos 15.357 muertes.

Por su parte, el presidente argentino Alberto Fernández expresó a la radio local su malestar por la salida masiva de personas para hacer actividad física en Buenos Aires luego de que las autoridades capitalinas lo permitieran dos días atrás, y advirtió que la velocidad de contagio “es la más alta” desde que la pandemia irrumpió en el país en marzo.

Fernández indicó que por el incremento de los contagios en los últimos días Argentina debería estar “en la cuarentena absoluta”.

En otras jurisdicciones con pocos contagios está permitido hacer ejercicio al aire libre, y los gimnasios y las piscinas están habilitados bajo protocolos sanitarios. Los mismo ocurre con los locales gastronómicos.

En Argentina se han registrado 24.761 infectados y 717 muertos.

En Colombia, el director de la Federación Nacional de Comerciantes en Bogotá, Juan Orrego, dijo que en los dos primeros días de reapertura gradual de actividades más de 40.000 personas han concurrido a los centros comerciales a hacer compras con distanciamiento de dos metros entre cada una y mascarilla obligatoria.

Poco después, el director de Migración Colombia, Juan Espinosa, informó que 15 mil migrantes venezolanos quieren volver a su país, pero debido a la medida de Venezuela de reducir el acceso diario a 300 personas, el retorno será lento y la prioridad es evitar aglomeraciones y mantener distanciamiento. Bogotá, Bucaramanga, Medellín, Cali y Tame son las ciudades colombianas desde donde más han retornado los ciudadanos venezolanos.

Por la tarde el presidente Iván Duque dijo que en julio comenzarían los protocolos para reactivar los vuelos nacionales, aunque los internacionales reiniciarían hasta septiembre, dependiendo de cómo evolucione la pandemia.

Por la noche, Duque se entrevistó virtualmente con la presidenta de Bolivia Jeanine Añez y el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno para hablar sobre la situación del coronavirus en sus países.

El país reporta 43.682 contagios y 1.433 decesos.

En Bolivia, las infecciones continúan en ascenso. El Ministerio de Salud informó de 637 nuevos casos y 25 fallecidos, con lo que la cifra total de contagios llegó a 15.281 y 512 muertos.

Por su parte, dirigentes médicos piden que el país retorne a una cuarentena rígida. La semana previa comenzó la reapertura de actividades en siete de nueve regiones, excepto las dos más afectadas: Santa Cruz y Beni.

Los médicos denuncian que el sistema de salud del país está abrumado.

Por su parte, Ecuador reportó que las cárceles registran 556 casos de coronavirus, de los cuales 400 se ubican en la prisión de Ambato, en el centro. En todo el país hay 29 prisiones con una población de poco más de 38.000 personas,

El director del Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad, Edmundo Moncayo, aseguró que 11 reos han fallecido por COVID-19, y destacó que “pese a todas las acciones sanitarias, de limpieza y protocolos establecidos, el virus ha contagiado a personal administrativo, agentes de seguridad penitenciaria, y hoy ha infectado a personas privadas de la libertad”.

En las cárceles las autoridades han realizado unas 2.000 pruebas.

Más temprano, tras una semana de reducción de las rigurosas medidas de cuarentena, los habitantes de Quito comenzaron a hacer su vida con cierta normalidad. Miles de vendedores ambulantes se lanzaron a las calles para ofrecer sus productos y los comercios reabrieron bajo estrictas normas de bioseguridad. Sin embargo, en los autobuses del transporte público no se respetó el distanciamiento social.

Ecuador reporta 43.917 contagios y 3.690 fallecidos.

En Chile, para frenar los contagios diarios en el gran Santiago, que concentra más del 80% de los infectados, se sumarán desde el viernes cinco comunas (municipios) a la cuarentena total que hace casi un mes rige en otras 44 de la región. También entrarán en confinamiento Valparaíso y Viña del Mar.

En la capital chilena viven ocho de los 18 millones de chilenos y el ministro de Salud, Jaime Mañalich, precisó que en la región la movilidad ha bajado entre 30% y 35%, pero es necesario alcanzar el 60% para disminuir las infecciones.

El país sumó 192 fallecidos, la mayor cantidad desde la llegada del virus hace tres meses, con lo que ya roza los 2.500 decesos, y registró 5.246 nuevos contagiados, superando los 148.000.

Por su parte, Cuba cumplió 12 días sin reportar decesos. Desde que comenzó la pandemia en el país se han registrado 2.128 contagios y 83 fallecidos.

En la isla, médicos y estudiantes visitan casas para detectar enfermos y trasladarlos a centros de aislamiento. Además se han administrado sustancias homeopáticas y vacunas. La movilidad sigue restringida, y las clases, el transporte público y el comercio minorista —a excepción de alimentos— están suspendidos.

Por la tarde, Panamá reportó la mayor cifra de contagios en una jornada hasta el momento –656— y diez nuevos decesos por COVID-19, en un día en que se registró una caravana vehicular en el centro capitalino en contra de las restricciones de movilidad reactivadas esta semana en las provincias de Panamá Oeste y Panamá, incluida la capital. Los conductores desafiaron la cuarentena para rechazar también supuestos actos de corrupción oficial durante la pandemia.

El país centroamericano de 4,2 millones ha visto dispararse las infecciones los últimos días mientras intenta reactivar actividades económicas por etapas. Hasta el miércoles tenía 6.499 casos activos y 413 defunciones.

Horas antes, en una reunión virtual, líderes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) coincidieron en la urgencia de prepararse para enfrentar los retos económicos y sociales derivados de la pandemia.

Los miembros del bloque son Antigua y Barbuda, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela

El mundo exige un cambio, “una nueva economía, basada en la integración y la complementariedad” para superar la crisis, dijo el presidente venezolano Nicolás Maduro.

De acuerdo con cifras de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en la reunión, la economía de América Latina y el Caribe se contraerá 5,3 %, la peor desde 1930, y se prevé una caída del comercio de 15 %. También se estima que en 2020 la pobreza regional se elevará al menos 4,4 % —28,7 millones de personas—, comparado con el año anterior, lo que llevará a que el total de personas viviendo en pobreza sea de 214,7 millones, el 34,7% de la población. Se prevé también un aumento de casi 12 millones de desempleados.

En Guatemala, el ministro de Salud Hugo Monroy informó que los contagios en el país llegaron a 7.905, más 316 fallecidos.

En conferencia de prensa, el Ministerio de Salud informó que 150 médicos que combaten la enfermedad se han contagiado del virus.

En América Latina se han registrado casi 1,4 millón de contagios y más de 69.400 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 7,3 millones de personas y causado la muerte a más de 415.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

MAS NOTICIAS